El líder de Metallica se mostró enojado por la serie de remeras estampadas que lanzaron las chicas.

El mes pasado, Kendall y Kylie Jenner lanzaron una serie de remeras que tenían estampadas fotos de las hermanas superpuestas sobre logos e imágenes de íconos de la música como The Notorous B.I.G, Ozzy Osbourne, Pink Floyd y otros. Hubo represalias legales de los abogados de The Doors y de un fotógrafo de Tupac Shakur por usar sus fotografías sin permiso, y provocaron que las remeras sean retiradas del mercado y que las Jenner pidan disculpas.

Pero el daño ya está hecho. Uno de los artistas que no se sintió a gusto con el “homenaje” fue James Hetfield, que se expresó públicamente en una entrevista con ET Canada: “Supongo que ellas pensaron ‘Podemos hacer lo que queramos’. Es una falta de respeto. Trabajamos durante 36 años, dando lo mejor de nosotros y conservando una relación cercana con la gente. Todo cuenta. De repente, alguien hace algo así… no es que nos sintamos sagrados o algo así, pero muestren algo de respeto”.