Jairo celebrará sus 50 años con la música en el Teatro Colón en el marco del Festival Únicos el próximo 15 de Febrero.

Jairo de Oro es el nombre que eligió el cantautor para celebrar su trayectoria musical que cuenta con mas de 800 canciones compuestas y 48 discos editados como: Emociones, Por si tú quieres saber, Canciones para mirar, María de Buenos Aires, Propio y Ajeno y Jazziro,entre otros.

Su carrera musical cuenta con grandes reconocimientos, obtuvo múltiples discos de oro y de platino y un exitoso recorrido en Francia cuya primera presentación fuera en 1977 en el Olympia de París.


Después de 50 años de carrera, ¿Siguen las mismas emociones o fueron cambiando con el tiempo?

Evidentemente los cambios son los que le ocurren a uno como individuo con el paso del tiempo, uno se va acomodando a la situación pero el entusiasmo es el mismo, yo lo noto cuando salgo al escenario porque es algo muy intenso lo que ocurre ahí y eso no se cambia con nada, es una cosa extraordinaria que se produce porque todavía existe esa oportunidad de cantar para la gente y el ambiente que se crea cuando van a escucharte. Es algo único que te va revitalizando, te permite seguir adelante.

Al tener una gran cantidad de canciones ¿Te costó elegir tu repertorio para el Festival Únicos?

Sí, siempre cuesta mucho crear un repertorio cuando haces un espectáculo nuevo porque a través de los años acumulas una cantidad de canciones muy importante y además adaptarlo a algo como lo que vamos a hacer en el Teatro Colón. Tenemos una idea en la que apoyarnos de repertorio porque ya hemos tenido una experiencia con una orquesta sinfónica, además queremos pensarlo con una línea cronológica con canciones de distintas décadas, que tenga una relación directa con la carrera y esto es algo muy difícil, pero muy bonito porque hay que armar y darle una forma para que sea atractivo. No tengo inconveniente en adaptarme para cantar con distintas formaciones, he cantado junto a orquestas sinfónicas en varias ocasiones y me gustó mucho, creo que son ritmos muy distintos pero lo esencial es saber interpretarlo, no se trata de hacer una creación inédita sino de crear un repertorio que el público esté esperando porque hay canciones que para ellos y para mí son muy importantes y van a estar seguro.

¿Cuáles son hoy las “canciones para mirar”?

Yo he trabajado en muchos espectáculos que han sido muy visuales, además de la parte de audio, porque cantar nunca ha sido solo eso para mí porque lo visual se ha complementado a todo pero en esta ocasión lo que lo hace muy distinto a cualquier otra actuación es que será en el Teatro Colón que el lugar ya predispone y ahí tiene que jugar mucho tu instinto de artista. 

Tuve la oportunidad de cantar en el Colón varias veces y tengo un recuerdo muy fuerte que relaciona a los dos con la misma cifra, en este recital vamos a hacer una presentación basándonos en temas por los 50 años de mi música, pero la primera vez que yo cante ahí fue cuando Ariel Ramírez cumplió 50 años en la música y me invitó a cantar las canciones más valiosas de su repertorio y en otra oportunidad canté cuando se hizo un espectáculo como motivo de la conmemoración del 50 aniversario de la declaración universal de los Derechos Humanos. El 50 está en todas las oportunidades que he tenido de cantar en el Colón y espero que esta pueda disfrutarlo y vivirlo con la misma intensidad que las otras veces.

Para un cantautor al escribir una canción una de las cosas más importantes es basarte entre “lo propio y lo ajeno”, ¿no?

Cantautor es en realidad el que se interesa por las canciones de autor que estas generalmente cuentan historias y que tienen una “dosificación” de letra y de música que te permita contar una historia y hacerlo de una manera poética, aunque no siempre una canción te permite hacer esto porque la música es muy distinta a la poesía, por eso muchos cantautores o sea los que escriben letra y música cantan como por ejemplo: Serrat o María Elena Walsh y podría dar más ejemplos pero en estos casos lo que hacen o hicieron es tratar de contar historias personales y tratar de encontrar por supuesto un eco en la gente, hacer algo con lo que se sientan identificados o atraídos.