El hawaiano vuelve a nuestro país para presentar su nuevo álbum en el Personal Fest, el 11 de noviembre. La preocupación por el medioambiente y cómo aprovechar los recursos que tenemos. “Mi música es algo que podés hacer en tu propio living”.

El rey del ukelele está de vuelta. Jack Johnson regresó al ruedo después de cuatro años sin sacar un disco (sin contar el EP en vivo, From Here to Now to You Live). Su flamante álbum, All the Light Above It Too, hace gala de su conocido estilo folky, con letras cargadas de comentarios respecto al estado del medioambiente y las decisiones tomadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Nacido y criado en Hawái, Johnson estaba horrorizado por los niveles de contaminación por plástico en las playas de la isla. El video de You Can’t Control It lo muestra acostado en la playa, rodeándose de distintos elementos de plástico que fueron traídos por el mar, hasta eventualmente recrear la tapa del disco.

Vimos el video de You Can’t Control It. ¿Es un mensaje no solo para los chicos, sino también para los políticos?

Sí. Vivo en Hawái, en la parte de la isla donde la gente viene por las olas y las playas geniales. Acá no te das cuenta del problema, pero si vas al lado este, lo ves de primera mano. La playa está cubierta de plástico. Incluso, si cavás en la arena, encontrás pedazos coloridos, pero no es arena, es el plástico que se está convirtiendo en arena. Como alguien que creció surfeando y con un gran amor por el océano, ver la cantidad de plástico aumentar me hace sentir que cuanto más viejo me pongo, es más necesario al menos referirme al tema.

Entonces todo ese plástico, esa basura, era real, no era para el video. Es realmente lo que ves en esa parte de la isla.

Sí.

Todo el mundo está hablando de esa isla gigantesca de plástico que nadie sabe dónde se encuentra, pero no está perdida, es una cosa real. Vos lo podés confirmar.

Sí. La historia de la isla de plástico es una cosa complicada, por cómo me lo explicaron y por lo que vi en un viaje que hice con un grupo que estudia el tema y recolecta datos. Son como pequeños pedazos que se separan de pedazos más grandes y se hacen tan gruesos que parecen un smog de plástico en el océano. Ese es el problema.

¿Qué pensás del futuro respecto a los combustibles fósiles y la energía solar? ¿Va a funcionar?

Vivo en un lugar interesante. Es una isla. Hay un dicho que es “Ninguna persona es una isla que está aislada”. Y es cierto, todo lo que hacemos afecta a todo el mundo y al resto del planeta. Siempre tenemos que pensar en nuestro impacto. Pero lo interesante en Hawái es que somos una isla, así que a veces podemos probar cosas y ver cómo andan en una escala menor. Hubo un cambio, hay mucho interés en ser autosuficientes a nivel energético. Tengo esperanzas, veo mucha energía renovable en Hawái. La gente está aceptando el desafío, quieren ser líderes en cuanto a energía renovable. Pero, al mismo tiempo, nos desalientan las decisiones que hace nuestro presidente. Son desastrosas en términos del impacto en el ambiente. Por ejemplo, se bajó del acuerdo climático de París. También, al cambiar la agencia de protección ambiental, haciendo que no funcione.

El video de My Mind Is Not For Sale es, según vos, el más barato que hiciste. ¿Fue a propósito, a modo de apoyar la sustentabilidad?

Me gustaría decir que fue así de noble, pero no, fue más por una cuestión de que tenía que hacer el video y lo estuve pateando. Así que acepté el desafío y hablé con mis amigos, con todos aquellos que me ayudan a cuidar mi carrera. Mi esposa y mi mánager, que es mi mejor amigo. Cuando tenemos que decidir algo, lo discutimos entre los tres. Hablé con ellos y les dije que iba a hacer el video esa noche, que lo verían al día siguiente. Se rieron y fue un desafío. Tenía esta app tipo stop motion y mi teléfono, así que fue muy barato. Escribía con un marcador en los bloques que me trajeron mis hijos e hice el video. Me di cuenta de que hacer esos videos más personales está bueno. Mi música es algo que podés hacer en tu propio living. Me gusta mostrarles a mis hijos que no necesitan mucha plata y superequipos para llevar a cabo algo.