El artista oriundo de Medellín se presentó ante un Luna Park soldout donde ratificó su excelente presente.

En el marco de su #EnergíaTour, con el que recorrió Europa y recientemente Latinoamérica, José Álvaro Osorio Balvin celebró frente al público porteño su última conquista: llegar a lo más alto del Global Tracks de Spotify con una canción 100% en español. Los números lo acompañan. Mi gente -track que compuso junto al productor francés Willy Williams y que cuenta en el video con la participación del histriónico empresario italiano Gianluca Vacchi- ya acumula 350 millones de reproducciones en YouTube y sigue sumando.

Con respecto al show, cerca de las 21:30 y después de los números de apertura a cargo del MC local Emanero y la colombiana Karol G, comenzó con su batería de hits. El trap Veneno, el mencionado Mi gente, el celebrado crossover Safari, Bobo -con improvisación incluída-, Yo te lo dije y uno de sus últimos tracks Bonita encendieron una audiencia permeable a bailar y vitorear todas las arengas del cantante que recorrió el escenario de lado a lado una y otra vez.

Junto a “la familia”, una banda integrada por el bajista hondureño George Ponce, el virtuoso baterista norteamericano Marcus Thomas, el guitarrista Hector Camacho, Antonio Exposito en lo teclados y el fundamental DJ y corista Jose David Rivera Mazo; Balvin despliega un sonido de alta definición que justifica una de las claves de su éxito.

En cada canción las acertadas pantallas de leds que funcionaron como escenografía registraron las múltiples colaboraciones que este hombre de 32 años generó en los últimos años y que le valieron de reconocimiento mundial. Esos featurings, con artistas anglosajones de la talla de Major Lazer o Pharrel Williams, son la demostración de la expansión latina en países que no son de habla hispana y que encabeza el fenómeno Despacito. 

Horas antes del concierto, en una entrevista en vivo a traves de la página de Facebook de Alto Avellaneda anticipó nuevas colaboraciones en el futuro cercano. Los nombres que se barajaron, además de la confirmación de otra canción junto a Pharrel Williams, dejaron entrever sus intenciones de fusionar culturas con The Weeknd, Rhianna, Dj Khaled y el propio Justin Bieber -de quien versionó Sorry-.

 

“Cumplan sus sueños. Agradezcan”. El interprete de Ay vamos representa una generación de artistas, junto a Maluma, Bad Bunny, Nicky Jam, que foman parte de la renovación cultural y el sueño de lograr cosas que se creían imposibles en un marco global y que en el pasado impulsaron Gloria Stefan, Juan Luis Guerra, Carlos Vives, Ricky Martin, Shakira o Juanes. 

Sobre el final no podía faltar Ginza (“Si necesita reggaaeton dale!”) y el bis con papelitos en el aire incluídos en Mi gente por segunda vez. No me puedo ir sin cantar la canción número uno del mundo“, disparó con orgullo latino.