El cantante calificó de "canallada" a las dudas sobre su enfermedad y habló de los videos que causaron la separación de Los Redondos.

Días atrás, Skay Beilinson había dicho que el Indio Solari era “un gran fabulador” y que no sabía si la enfermedad de la que habló el cantante es verdadera o falsa. Además, negó que la ruptura de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota tuviera algo que ver con el material fílmico del show en Racing en 1998: “Fue un argumento mediático que el amigo largó para sacarse de encima el bardo”. La respuesta del Indio no tardó en llegar. En una carta abierta que publicó en el blog Redonditos de Abajo, Solari también atacó: 

“Las mentiras no se cuidan entre ellas. El mentiroso es el encargado de esa faena. Pero a veces la memoria cancerbera falla y las mentiras se escapan. Esta vez olvidaron, entre otras cosas, que ‘la señora’ aseguró en una entrevista que todo el material estaba protegido en una caja de seguridad de ‘un banco’ (debe ser muy espaciosa, pues el crudo estaba, en su mayoría, en soporte VHS). Ahora solo existen, según ‘el señor’ en mis mentiras y en mi imaginación. El resto de lo dicho (sus dudas ante un fabulador que se inventa una enfermedad importante) se describe, con simpleza, como una canallada.

A estas palabras se sumaron las declaraciones del mánager del Indio, Julio Sáez, en exclusiva para Billboard Argentina: “Indio tiene una enfermedad crónica y progresiva, lo que hace que él la trate de malvada. No tenemos tiempo que nos sobre para sumarnos a semejante estupidez producto de la promoción o del resentimiento, deberían explicarle a Indio el beneficio de hacer algo semejante.”