Los hermanos Hanson, los nenes que se dieron a conocer en los 90 por sus hits al estilo kid pop/rock y por sus doradas melenas carré, cumplen 25 años de carrera. El tiempo no les pesa, y siguen trabajando como desde el primer día. El trío norteamericano celebra su aniversario con una gira mundial que los traerá al Teatro Ópera el 22 de agosto. Zac Hanson habló con Billboard e indagó en su historia.Proximamente, Billboard estará regalando un par de meet & greet.

Felicitaciones por el doble aniversario… Hanson cumple 25 años y su álbum debut, Middle of Nowhere, llegó a los 20.

−Sí, es mucho tiempo, y se siente increíble. Estamos orgullosos de todo lo que hemos hecho, entonces no nos hace sentir mal o viejos, sino que todo lo contrario. Nos pone felices pensar en todo lo que hicimos y en el camino recorrido.

Están por comenzar una gira latinoamericana. ¿Cómo se preparan para venir?

−Bueno, no hacemos nada en especial. Ya pasaron varios años desde que bajamos a Argentina, Brasil, México… es muy emocionante volver. Va a ser un gran tour, los shows que hicimos hasta ahora fueron asombrosos. Que gente de todo el mundo nos vaya a ver no deja de sorprendernos.

El público argentino los espera desde hace tiempo, principalmente aquellos nostálgicos de los 90. Definitivamente, ustedes son un ícono de esa época. ¿Extrañás aquellos tiempos?

−No, no me siento así. Amo los 90 porque viví grandes experiencias, algunas de las mejores cosas de mi vida pasaron en ese entonces. Pero no tengo nostalgia, no extraño ese momento porque siempre miro hacia delante. Creo que la siguiente década es tan emocionante como la anterior. La razón por la que seguimos con la banda es que siempre estamos ansiosos por ver que pasará después, cuál es el próximo paso. Si te aferrás al pasado, no podés construir un futuro.

¿Cuál es el secreto para mantenerse vigentes?

−Si lo supiese, hoy seríamos aún más grandes… Chiste, definitivamente es porque miramos hacia el futuro. No solo hay que pensar en el momento y hacer cosas que sirvan ahora, sino que hay que ser fieles a lo que queremos y mantenerlo en el tiempo. Creo que nos salió bien… si miro hacia atrás estoy muy orgulloso de nuestra carrera, desde el momento en que salió MMMBop hasta ahora. Tuvimos suerte de tomar las decisiones correctas y no me arrepiento de nada. Diría que el secreto es que no fuimos conocidos por nuestra personalidad, sino que por las cosas que hicimos. Siempre intentamos contar historias y enviar mensajes con nuestras canciones. Obviamente, quienes somos es parte de nuestra historia y no pretendo escapar de eso, pero nunca tuvimos que salir a hablar de nuestra vida privada para llamar la atención. No es fácil ser reservado en este ambiente, pero lo hicimos. Somos músicos, no celebrities.

Imagino que debe ser difícil escapar del ojo público, especialmente cuando te convertís en un rockstar a los 11 años… ¿Cómo manejaste la fama siendo un niño?

−Pienso que la fama es algo muy difícil de llevar a cualquier edad, seas grande o chico… puede llegar a destrozarte. La popularidad, hasta en la medida más pequeña, puede ser lo peor. Para sobrellevar esto, nos enfocamos en quién queríamos ser, cómo queríamos lograrlo y cómo queríamos ser recordados. Sin importar lo que ocurra, siempre parábamos para decir: “Okay, esto nos está pasando ahora, pero, ¿cómo queremos que se vea en 20 años?” Mirarte desde arriba y pensar en cómo querés que se desarrolle tu banda realmente ayuda.

Creo que encontraron la fórmula para perdurar en el tiempo: están bien vistos como banda y siguen haciendo buenas canciones.

−¡Sí! Y en 20 años vamos a seguir haciendo lo mismo. Lo haremos hasta que seamos viejos, hasta que físicamente no podamos ni caminar sobre un escenario. Me considero adicto a mi profesión. Cuando estás en el spotlight o en un mal momento, la música es la forma de procesar tu propia vida. Cuando sos un niño, todo pende de un hilo muy delgado… no todos pueden seguir el camino correcto sin desbarrancar. Una forma de lograrlo es agarrar todas tus emociones y convertirlas en canciones.

Además, siempre tuviste el apoyo de tus hermanos. ¿Alguna vez se pelearon al punto de que casi se desarma la banda?

−No, aunque la verdad es que no nos llevamos tan, tan bien. Nos llevamos y punto. No sé por qué todos creen que no nos peleamos. Es todo lo contrario, nos peleamos todos los días. Pero como siempre pusimos en primer lugar a la banda y a nuestro mayor sueño, entonces seguimos adelante a pesar de todo.

Se nota que desde muy chicos ya tenían claro lo que querían. ¿Se imaginaron que MMMBop sería un hit arrasador?

−(Risas) No, pero eso no quiere decir que no queríamos que así sea.

¿Están cansados de que después de 20 años les mencionen constantemente MMMBop?

−Que haya sido MMMBop el track por el que nos hayan conocido, me parece algo mágico. Estoy muy orgulloso de esa canción, más que nada porque la trama tiene que ver mucho con nosotros. MMMBop habla de cómo las cosas pueden durar muy poco en la vida y de que tenés que elegir bien lo que querés, porque es a lo que te vas a aferrar y por lo que vas a pelear. No me cansa hablar de eso porque es una parte muy importante de los 25 años de nuestra carrera. Además, el tema tiene un significado más profundo y poderoso de lo que todos creen. La ironía de esa canción es lo que llama mi atención, para muchas personas tiene un sentido emocional y refiere a nuestras vidas… mientras que otras no tienen idea de qué se trata y hasta lo pronuncian mal. Creo que lo único que me molesta es que me pregunten si me molesta hablar del tema (risas).

¡Mala mía! Si fueras un nene que está comenzando su carrera hoy, ¿creés que harías un estilo de música diferente?

−No te preocupes, no me enojo (risas). Sí, seguramente haría otro tipo de música. Es interesante porque nunca me puse a pensar específicamente en qué estilo hacemos. Siempre fue natural, nunca dijimos “quiero hacer tal cosa”. Claro que tenemos influencias, por ejemplo del rock ‘n’ roll… esto hizo que nuestra música sea lo que es. De hecho, no creo que sonemos parecido a otras bandas: la combinación de nuestras letras y armonías es bastante personal. Puede que alguna suene parecido, pero no la conozco. Si comenzáramos ahora, seguro tuviésemos otro tipo de influencias y haríamos algo diferente. Pero seguiríamos buscando nuestra propia personalidad y sonido. Hoy creo que uno pone un track nuestro y dice: “Esto es Hanson”.

¿Hay algún músico o banda nueva que te guste?

−Hay gente muy talentosa, se me ocurre Ed Sheeran, Bruno Mars, The Weeknd, de quien hicimos un cover la última vez que estuvimos en Australia. Del que siempre seré fanático es de Michael Jackson.

Deberían hacer una colaboración con Ed Sheeran o al menos que les escriba una canción.

−Sería genial, tiene mucho talento. Lo bueno de juntarnos con él sería que no nos pisaríamos, cada uno puede hacer su parte. Él toca una acústica, nosotros ponemos una eléctrica, los teclados y la batería ¡Solo faltaría el bajo!

No puedo dejar de mencionar su nuevo single, es muy dulce y pegadizo. ¿Qué mensaje tiene I Was Born?

−I Was Born es una canción que escribimos hace siete años sin saber que luego sería una canción de Hanson. Tiene un mensaje muy poderoso. Cuando pensamos en el 25° aniversario, creímos que era el momento ideal para sacarlo a la luz. Se trata de los sueños, de cómo cuando somos chicos no tenemos límites, y luego de grandes, la vida nos lleva a dejarlos de lado. En muchas formas es nuestra historia… el tema de soñar a lo grande y no abandonar ni tener miedo de salir a buscar ese sueño. El mundo a veces necesita una canción con un sentido profundo que muestre la parte menos glamorosa de la vida. Ya hay demasiadas canciones frívolas que, por ejemplo, hablan solo de mujeres.

 

En agosto tocarán en Buenos Aires. ¿Qué le dirías a los fans de Argentina?

−Estamos muy contentos de ir para allá. A todos los fans en Argentina, los invito a nuestro show y los espero para celebrar juntos este aniversario. Vamos a revivir todas nuestras mejores canciones. Cantaremos desde MMMbop hasta I Was Born, amamos compartir nuestra música y nuestros recuerdos. Realmente será una hermosa noche.