Desde Medellín, el músico nos abre las puertas de su casa. El 25 de junio lanzó su single “No fui el mejor”.

“Me agarró la pandemia acá. no pude volver a Venezuela y tengo literalmente tres meses y cinco días en Medellín. Total, correcto. Hace menos de una semana empecé a ir al estudio, con todas las medidas de precaución, llevaba dos meses sin poder hacer música. Gracias a dios pude, uno drena haciendo música, estuve escuchando mucho, organizando unos videos que tenemos para estrenar. Seleccioné temas, recopilé más de 60 canciones para grabar… Chequeé canciones en mi correo, en conversaciones y armé una carpeta con todo lo que tengo para sacar”, cuenta Gustavo.

Te vino bien bajar un poco…

  • Sí, gracias a Dios. En Venezuela tenía una presentación, pero se suspendió. He tratado de buscar la forma productiva de lidiar con este tiempo, tengo muchos estrenos para sacar. Se vienen pronto.

¿Cómo te arreglaste con quedar atrapado?

  • Estuve dos meses y medio en lo de un gran amigo, Tomás. Soy amigo de él y su familia, les digo papá y mamá porque fueron dos meses. Ahora estamos en un apartamento y puedo ir al estudio a hacer música. He hecho maquetas, canciones. Si me tocaba en Venezuela, estaría haciendo lo mismo en casa, en mi seteo. Pero pienso distinto acá, Medellín me ha hecho abrir muchísimo la mente. Nunca había estado fuera de mi país tanto tiempo. Lo máximo fuera de casa era un mes y medio por temas de trabajo, en Europa, Estados Unidos.

¿Hay una comunidad de venezolanos en Argentina y Chile?

  • Sí, es increíble la conexión. Amo Argentina visualmente, por fotos. Espero ir muy pronto.

Estás muy concentrado en tu música, pero también recuerdo tu paso por la tele, ¿cómo te describís?

  • Hoy día me describo como cantante porque es lo que ejerzo y es mi pasión, lo que más me gusta. He sido polifacético, bailé, canté. Yo arranqué cantando a los 17, antes de actuar. A los 18 entré a “Somos tú y yo”, luego volví a ser cantante, y retomé en un dúo. Como solista llevo 5 años, pero lo que amo es realmente esto. He recibido propuestas de actuación, algunas me han llamado la atención, otras no, pero si tienen que ver con la música estoy dispuesto a hacerlo. La actuación requiere muchísima dedicación, mucho tiempo. Es la única manera en la que me gusta combinarlo. Por suerte como cantante he podido viajar, tomarme el tiempo de hacerlo. Puedo asegurarte que visité todas las ciudades y estados de Venezuela. Uno siempre se mantiene en constante movimiento y a mí me encanta. Es fuerte estar encerrados, pero nos estamos acomodando.

¿Por qué tenés tantos fans en Perú?

  • En Perú, qué bendición. Fui hace 1 año y 10 meses ahí, hice seis presentaciones. Tres o cuatro en la capital, Perú me encanta, hay mucha fanaticada desde que estaba en “Somos tú y yo”, con el dúo también. Y nunca tuvimos la oportunidad de visitarlos, fui hace 2 años y la recepción fue hermosa. También considerando lo que ocurre en Venezuela, es súper bonito también como artista que te reciban y te apoyen así, sentir el cariño, el apoyo, es un reencuentro súper bonito y nostálgico. Ver que muchos se reúnen y la pasan bien, mucha nostalgia porque evidentemente por mi trayectoria son muchos años, muchas canciones, muchos momentos. Disfruto muchísimo presentarme fuera de Venezuela y reencontrarme con tantos de todos lados.

¿Viste alguna película vieja que reviviste?

“En Busca De La Felicidad”. Estaba recién empezando en la TV, me quedé como un bobo, me encanta esa película, tiene mensajes de motivación. Recomiendo ver este tipo de cosas.

¿Viste el documental de Justin?

– Sí, pero me falta ver el último capítulo. Durísimo.

¿Qué es Justin Bieber para vos?

Marca el camino, marca una diferencia, llegó con una propuesta nueva, algo fresco en el pop. Realmente motivó a muchísimas personas en poco tiempo, llegó al Madison Square Garden.

¿Viste algún show que te haya dado ganas de salir a tocar?

 – El de Rauw Alejandro, durísimo; el de Ozuna, la partió también; el de Lenny Tavárez; de Justin Quiles al principio de la cuarentena.