República del Karma será el segundo disco de Guido Morán, y buscará contar la historia de su vida tratando temas como la aceptación y la deconstrucción social. Con motivo de ese futuro lanzamiento, el cantante presentó durante el mes del orgullo, ‘Random Boy, buscando hablar de la diversidad y construir una nueva realidad. “La diversidad de sonidos también se celebra en el tema, sonidos de medio oriente, latinos, mezclados con bases urbanas y electrónicas, además de una letra que guía el relato hacen que quienes escuchen”, afirma.

En palabras el artista, el nombre de la canción hace referencia a la pregunta: “¿Cuántas veces nos hemos sentido personas random o que no encajamos?”. “Siento que es hora de superar todo eso y avanzar hacia abrazar la diversidad, para que nos enriquezca y nos haga crecer. Y este pensamiento y sentimiento es el que he intentado reflejar en “Random Boy”, completa.


¿Cómo recuerdas tu experiencia en el Lollapalooza?

Fue tremendo, me llegó muy de improviso. Entré al festival luego de que se cerró el line up por una invitación, estaba vacacionando, pero cuando me llamaron moví toda mi agenda para poder estar porque es una oportunidad hermosa para un artista independiente como yo y más siendo porque me llamaron de parte de la UNICEF y la ONU. Es un festival que te permite llegar a un montón de gente que puede que no conozca tu proyecto y lo tome con una responsabilidad gigante.

¿Quién dirías que es Guido Morán?

Me cuesta mucho definirme, creo que en mi arte se puede ver un poco eso, no están los limites muy claros del género, siento que si me defino me encasillo y pierdo posibilidades de libertad en lo creativo, pero sí puedo decirte que soy un apasionado de lo que hago, muy perfeccionista, creo en el trabajo en equipo y en el arte multidisciplinar, o sea que la música es parte de un montón de factores que hacen que mi proyecto cuente algo, como ser el vestuario, los videos, la historia que estoy contando… me siento un artista multidisciplinar que hoy elige la música como medio de comunicación porque encuentro un universo muy grande en ella y con una síntesis tan bonita por la que en 3 minutos puedo contar lo que sea. Además, soy muy trabajador y estoy disfrutando mucho de todo el camino.

¿Cómo fue el proceso del videoclip de Random Boy?

El disco lleva dos años de pre-producción y ahora estamos en el proceso de producción de las piezas audiovisuales y ensayando lo que sería la experiencia en vivo para cuando se pueda empezar a hacer. Este es un proyecto grande porque estamos creando un universo desde cero, siempre me gusta explicar mi arte diciendo que más allá de ser canciones también es una saga, es toda una historia que se va contando a medida que los discos pasan y en esta ocasión estamos en el capítulo de la Republica del Karma, donde lo que propongo sucede en esta historia distópica, que es muy audiovisual, muy a lo cine.

Es una gran metáfora que la estoy contando a través de una historia de ficción y todo eso conlleva muchas áreas, muchas personas, muchos detalles y demás, es un trabajo arduo pero es muy lindo porque al ser un álbum se puede dar la continuidad de la historia canción a canción.

¿Qué significa para vos ver cómo crecen tus proyectos?

Es una locura porque son muchos años de hacer esto, nunca me definieron los números, pero estamos en un momento en que son muy importantes y ver el feedback me llena de ilusión, todo lo que hago se completa con el público y si no están es ‘’una pata que falta’’.

¿Qué nos podés decir de las próximas canciones de tu álbum?

Es un disco que va a tener 11 temas más o menos, ya tengo bastantes maqueteados. Puedo decir que será un disco mega diverso de estilos musicales y estoy con muchas ganas de colaborar con muchos artistas de distintas índoles.

¿Tenes pensado hacer algún show en vivo?

Tengo ganas de empezar con la experiencia en vivo, ya tengo un festival cerrado en México, voy a estar tocando allá por primera vez. Estoy muy feliz porque estoy recibiendo mucho amor y tengo unas ganas tremendas de tocar en vivo porque ya hace un año y medio que no hago shows y se extraña un montón. Vengo del teatro musical y también soy un artista performático así que lo extraño mucho más, pero entiendo el contexto y queremos hacerlo de manera segura cuando se pueda. Es algo que necesito porque el vivo es un momento de mucha verdad, no hay edición ni nada y por eso me siento muy libre.