El artista se encuentra recorriendo la Argentina con "Random Boy Tour"

República del Karma será el segundo disco de Guido Morán, y buscará contar la historia de su vida tratando temas como la aceptación y la deconstrucción social. Con motivo de ese futuro lanzamiento, el cantante presentó durante el mes del orgullo, ‘Random Boy, buscando hablar de la diversidad y construir una nueva realidad. “La diversidad de sonidos también se celebra en el tema, sonidos de medio oriente, latinos, mezclados con bases urbanas y electrónicas, además de una letra que guía el relato hacen que quienes escuchen”, afirma.

En palabras el artista, el nombre de la canción hace referencia a la pregunta: “¿Cuántas veces nos hemos sentido personas random o que no encajamos?”. “Siento que es hora de superar todo eso y avanzar hacia abrazar la diversidad, para que nos enriquezca y nos haga crecer. Y este pensamiento y sentimiento es el que he intentado reflejar en “Random Boy”, completa.

¿Esperabas la repercusión de “Karma” y “Random Boy”?

  • Estoy muy feliz con cada una de las canciones, pasaron cosas hermosas. Además también me pone contento, como artista independiente, acceder a cosas que antes no hubiera pensado. Fueron muchos años de hacer un camino que realmente cuesta. 

¿Fuiste encontrando tu sonido con el paso del tiempo?

  • Totalmente. El rock siempre está presente pero siento que la barrera de los géneros se está diluyendo de a poco. En mi proyecto está entrando el sonido urbano, que lo descubrí hace un tiempo y me gusta un montón. En lo particular, trato de no tener un prejuicio con la música, siento que cada mensaje se puede expresar con diferentes sonidos. 

¿Cuál es tu misión actualmente?

  • Tengo claro que mi proyecto es algo disruptivo y que pertenezco a una minoría en la sociedad. Diría que la misión que tengo es llevar el mensaje de estas comunidades lo más alto y lejos que pueda. Cuando “Random Boy” empezó a sonar en ciertos espacios muy mainstreams me puse muy feliz porque de alguna manera sentí que más que por mí, comenzaba a abrir una puerta para que otros salgan a jugar.

¿Te molesta que te encasillen?

  • En general, creo que las etiquetas no deberían existir. Mi proyecto viene a hablar de eso, de terminar con esas etiquetas. No me gustaría estar en un festival para ocupar el cupo LGTB+, quiero estar porque mi música amerita estar. Es un camino que creo que hay que tomarlo con benevolencia y sin arrogancia.    

¿Cómo ves la posibilidad de continuar como artista independiente?

  • Creo que la decisión de ser independiente tiene que ver con respetar tu arte, tu música y sobre todo a uno mismo. Estar en una compañía debe ser hermoso, cualquier proyecto crece, pero creo que uno puede seguir siendo independiente incluso dentro de una estructura de este estilo. Siento que las discográficas entendieron eso porque están tomando proyectos individuales y con mucha personalidad.

¿Cómo te das cuenta cuando una canción está terminada?

  • Es lo más difícil, sin duda. Es la pregunta de “¿Esto es todo lo que le puedo ofrecer a la canción?”. No me gusta conformarme. Las letras van cambiando incluso cuando la canción ya la creíamos terminada… Lo importante es sentirlo y darnos cuenta hasta dónde podemos llegar con una creación. Finalmente tiene que salir a la luz así que hay un punto en el que nos damos cuenta de que ya está completo. 

¿Qué es lo que se viene en cuanto a tus shows?

  • Actualmente estoy con “Random Boy Tour” y voy a visitar Río Cuarto, Mendoza Tucumán, Neuquén, Rosario y Buenos Aires, que todavía tenemos algunas fechas pendientes. Voy de a poco porque cuesta lograr el nivel de producción que obtuvimos con las últimas canciones pero puedo asegurar que en febrero se viene el próximo tema: “Tocado”. Si todo sale bien, en marzo estaremos viajando a México, que será la primera vez que salga de la Argentina a tocar.