Las cantantes se tiraron dardos vía Twitter porque esperaban mayor éxito para "Pretty Girls".

Se desató un enfrentamiento vía redes sociales entre las dos cantantes por el poco éxito de una colaboración mutua. Pretty Girls, la canción que juntó a Britney Spears y a Iggy Azalea, podría haber sido un éxito mundial, pero solo llegó al puesto Nº 29 del Billboard Hot 100 y rápidamente fue desapareciendo del ranking. Las dos divas del pop presentaron el sencillo en los Billboard Music Awards 2015 y luego dejaron de promocionarlo. “Y sin apariciones en la televisión ni promoción adicional es difícil sostener un tema en los charts”, escribió Azalea en su cuenta de Twitter. “Desafortunadamente”, agregó, “soy la artista invitada en Pretty Girls”.
Si bien luego Azalea explicó que estaba haciendo una descripción general de cómo afecta a una canción que no se la apoye adecuadamente y que no estaba hablando de Pretty Girls en particular, fue inevitable pensar que la australiana estaba haciendo responsable a Spears del fracaso del single. Y se desató una guerra fría entre dos cantantes de alto perfil. La respuesta de Britney fue sutil: mediante un tuit expresó su deseo de volver a Las Vegas para retomar su residencia de shows en esa ciudad, que la mantendrá ocupada por lo que resto del año. Pese a que no nombró a Azalea, se interpretó que Britney hacía alusión a la decisión de la rapera de cancelar su gira Great Scape Tour
Sin embargo, la rapera salió después a poner paños fríos a raíz de las repercusiones de sus mensajes: “Nadie está acusando a nadie. Ella es mi amiga y la apoyo 100%”. ¿Será así?