Con motivo del lanzamiento, se enlazó con Billboard Argentina para hablar sobre la unión, su presente y el desafío que supuso incursionar en la cumbia.

Después de haber sonado a nivel mundial con “ReBota” hace ya dos años, el puertorriqueño Guaynaa ha continuado presentando singles y canciones que lo han posicionando como uno de los referentes del género a nivel global. Hasta la fecha, ha colaborado con artistas como Lyanno, Lele Pons – ahora su pareja – o Cauty, pero para él siempre ha habido un grupo con el que soñó colaborar, Los Ángeles Azules. “Nunca pensé que iba a poder llegar a tener la oportunidad de grabar con uno de los máximos exponentes de la cumbia en el mundo”, comenta.

El día de ayer presentó “Cumbia a La Gente”, su primer single de cumbia, acompañado de uno de los grupos más icónicos de México y del género. Con motivo del lanzamiento, se enlazó con Florencia Mauro para hablar sobre la unión, su presente y el desafío que supuso incursionar en la cumbia.

Estoy muy sorprendida porque te me fuiste pa’ la cumbia…

Yo estoy muy sorprendido también, siempre veía esto como un sueño y ahora se hizo realidad con Los Ángeles Azules.

¿Hay algo a lo que no te animes?

Soy un tipo medio raro, a mí no me gusta ir a la fiesta de visitante, no me gusta tomar alcohol tampoco, ni fumo, soy un tipo súper limpio, por lo que no me animo a la fiesta, pero si me animo a ir a cantar en ella, a lo mejor tengo mucha fiesta en mi vida y quiero relajar.

Vos le regalas cumbia a la gente…

Yo soy una fiesta con patitas y con manos.

¿Cómo se dio el encuentro con Los Ángeles Azules?

Yo estaba en unos estudios en Miami porque me habían enseñado una base de un tema de cumbia pero lo estaba haciendo más como reggaetón. Hice la letra y cuando escuche el coro pensé en ellos, me emocioné de solo pensar en conseguir que estén en la canción. En ese momento recordé que un amigo mío de Monterrey me había contado que conocía al hijo de uno de los señores de la banda, entonces le pedí a él si podía hacerles llegar la canción. Además de por Universal, porque estamos con la misma disquera; luego de eso, ellos tomaron la canción y trajeron un arreglista de Argentina y uno de México para que hagan los arreglos a la base y el resultado es una locura, esto es cumbia para la gente, para que salgan a la calle, para que la escuchen en el carro, en las bodas… para que tengan muchas experiencias bonitas con esta canción.

¿Cómo fue encontrar el punto de lo que querías fusionar tanto en la canción como en el video?

Cuando hablamos del ritmo, es algo que nos llevó bastante tiempo porque mezclamos dos culturas que son muy parecidas, Argentina y México con Puerto Rico, donde somos más salseros y obviamente más reggaetoneros. En la mezcla de la cumbia se notaban la conga y el timbal pero bajitos en las transiciones de los cortes de la canción, así que mandé a subir el timbal y la conga para darle ese toque de salsa y reggaetón. Creo que hicimos algo bastante universal y llevamos ese sabor latino completo en la canción.

Respecto al video, fue algo en lo que la pasé muy bien, estaba con la boca abierta porque tenía a Los Ángeles Azules al frente, no sabía si desmayarme o hacer el video. Los Ángeles Azules representa algo muy distinto a lo que representa Guaynaa, así que tuvimos que llegar a un término medio para que todos estuviéramos cómodos y creo que nació genuinamente. Poco a poco fuimos depurando el concepto, enviándonos ideas y comentarios que hicieron que lleguemos al concepto final.

Con Monterrey homenajeaste a México y con Cumbia se podría decir que es una especie de homenaje a Argentina, se podría decir que te animas a rendir culto a América Latina

Sí, soy del tipo de artista que le gusta interactuar con su público y todo el amor, el cariño y la energía que recibo es imposible de devolver solo con una canción, pero, aunque sea es un gesto, una muestra de agradecimiento, de cordura y de gratitud hacia ellos. Como hice con estos temas también lo haré con otros, hay algunos que ya están hechos y aún no han salido y otros que están en proceso, pero quiero hacerlo por ellos y porque creo que es un distintivo, no hay muchos artistas que lo hagan y eso te da otro tipo de visión del lado del respeto. Para que la gente pueda ver que sé lo que pasa en los sitios a los que voy, eso es algo que me fascina de mi trabajo.

¿Cómo estás hoy?

Hoy estoy emocionado, tengo muchos sentimientos mezclados. En épocas de lanzamientos uno tiene que intentar liberarse lo más posible del estrés pero somos humanos, acá estamos muy ansiosos con este tema, con mi equipo sabemos lo que significa este tipo de canciones para el público y queremos que se trabaje bien y salga como tiene que salir para que puedan disfrutarlo. A pesar de estar un poco estresado y ansioso también estoy muy feliz y todavía no me creo que esto sea un hecho, yo soy un muchacho de una familia muy humilde de Puerto Rico y nunca pensé que iba a poder llegar a tener la oportunidad de grabar con uno de los máximos exponentes de la cumbia en el mundo.

¿Qué desafíos te atrapan?

Me considero una persona con un marco artístico muy amplio, me interesa mucho entrar en culturas, amo mi país y muero por mi bandera, pero me encanta utilizar mi plataforma para llevarle a mis fanáticos distintas culturas. Vivimos en países donde muchos no tienen la posibilidad de viajar y conocer otros lugares donde hay música y artistas espectaculares, como India Martínez, C. Tangana y demás, gente interesante que tiene conceptos muy elaborados y yo creo que eso es lo que me apasiona, crear cosas que trasciendan.