La “super banda de Venezuela” estrenó "Zig Zag", una canción que narra una historia de amor basada en el interés, el pasado 30 de julio.

En el sencillo, se presenta a Diego Rojas, el integrante más joven de la banda. Por las limitaciones dadas ante la cuarentena, los miembros de Guaco tuvieron que grabar el video desde sus casas.

El video fue grabado por cada integrante de la agrupación desde su hogar, respetando las limitaciones impuestas por la cuarentena. Incluye una coreografía de los bailarines Jhonathan y Humberto Gómez, que hoy tiene un desafío en redes sociales: los seguidores bailan al ritmo de ZigZag  en el #GuacoChallenge.

¿Cómo están?, ¿dónde están?, ¿cómo viven estos días?

Gustavo: es terrible, porque en el estado de la Florida, donde estoy yo, son muchos lo contagiados. Da terror. Lo único que queda, la única vacuna es quedarse en casa.

¿Con quién estás? ¿Cómo aprovechás los días?

Gustavo: por un lado, estamos en familia y por el otro, pensando qué crear en estas circunstancias. Al hacer música, hay que estar juntos, sentirse, es un factor de piel, de sentirse. Esto más que todo es un taller de trabajo, bioquímico, cada quien pone sus cosas, es el conjunto de todos. Hay una dirección que conduce las ideas, el científico mayor y juntando las ideas se conciben cosas. Es traumático hacer música en distancia, va a salir fría. Pero hay que habituarse a los requerimientos de lo que está pasando.

¿Cómo se organizan a distancia?

Mark: seguimos trabajando gracias a la tecnología. De hecho, el último video, Zig Zag, lo realizamos a distancia y estamos muy contentos con el resultado. La recepción de la gente ha sido maravillosa. Seguimos trabajando por medio de lo que se puede y haciendo música, eso es lo que nos compete.

Gustavo: el tema ha gustado mucho y hasta la compañía esperaba mucho menos. La industria cambió y estamos adaptándonos, pero nosotros estamos estudiando. Pero con respecto a “Zig Zag”, el tema lo habíamos seleccionado antes. No es el cantante el que se lleva la loa, es la banda, el concepto. Tiene una sonoridad y un concepto. Siempre ha tenido una característica, un sonido particular, siempre variamos y nos vamos adaptando a ciertas cosas.

Mark: el concepto de Guaco es familia. No es nada más el frente, somos todos. Es un concepto grupal.

¿Cuántos son? ¿Cómo hacen?

Gustavo: somos 17, en escena. Y hay 2 que aparecen poco, Luis Enrique y Gilberto Santa Rosa. Pero ellos fueron los primeros que se engancharon con nuestra música y la empezaron a esparcir, a nivel de músicos.

¿Cómo hacen a la hora de componer una canción?

Gustavo: el proceso natural que hace todo el mundo. Primero hay que seleccionar las canciones, que la canción se elija bajo un concepto general. Luego la producción, arreglos y tal. Ahora se hace arañando por la situación, pero el proceso natural de todos los músicos en el mundo, primero tener la estructura de la canción. Tener el principal material y ahí parte todo.

¿Cómo fue el proceso de “Zig Zag”?

Gustavo: esta canción me la trajo Diego Rojas hace como un año. Yo me enganché con la canción, ese es mi trabajo. Yo recibo todas y ahí seleccionamos. Cuando llegó me llamó mucho la atención. La estructura estaba armada, pero me fui a Venezuela a arreglar unas cosas. En la pandemia cambió, pero ya estaba grabada. Se grabó en el roce, antes de internet, donde se graba pero es muy frío. Gracias a Dios estaba bien armado. No sé qué fórmula usaremos para el próximo sencillo. La canción narra una historia antigua, de relaciones amorosas basadas en el interés.

Mark: como dice Gustavo, el proceso fue diferente, de la mitad hacia adelante. El tema ya estaba adelantado, pero el proceso del video fue enteramente a distancia. En verdad fue una experiencia nueva, diferente para todos. Pero gracias a Dios se pudo lograr. Yo estoy muy contento y todos lo están, la gente lo ha recibido increíblemente. 4 millones de visualizaciones en dos semanas.

¿Cómo fue el cambio de planes por la pandemia?, ¿qué descubrieron y cómo ven el futuro?

Gustavo: como te digo, soy de la época analógica. Hoy los números van por aquí y tienes que adaptarte. Hoy las cosas se manejan de otra manera a como eran ayer. Todo dio un cambio de 180°, cómo se maneja y distribuye la música. Nosotros nos estamos preparando para eso.

Diego: como dijo Gustavo, no fue un cambio de planes literal. Fue una sorpresa para todos, no estamos acostumbrados. Tuvimos que, sobre la marcha, estudiar muchísimas cosas. Porque los Guaco nos dedicábamos a los conciertos en vivo, tanto por Venezuela por el mundo, ahora no se puede hacer eso y nos toca desde casa. El resultado ha sido favorable, gracias al trabajo de Yaremy Manzano, Silmer Prieto, Juan Carlos Salas con el video y la mezcla. Trabajando en equipo se vio el resultado maravilloso para todos y para nosotros también.

Tienen un proyecto sólido en su país y al rededores, ¿cómo planean lanzarse al mundo?

Luis: yo creo en el trabajo en equipo. Por muchos años, Guaco ha ido trabajando en Venezuela. Pero en esta oportunidad, nos estamos aliando con una compañía que tiene unas ideas innovadoras, conoce de los mercados digitales, este mercado, que sabemos que es lo que está en el planeta ahora. Me parece una alianza estratégica y bonita. 

Concretamente, ¿qué región les interesa?

Latinoamérica, España, por la ligereza de nuestro idioma. El diario Globo de Brasil mostró interés, por eso no es descabellado que nos pase. Probablemente hagamos música electrónica para ese mercado, pero nuestro mercado natural, nuestro nicho es Venezuela, pero buscamos países de habla hispana. Los muchachos pueden hablar en portugués, en inglés.

Mark: el portugués es difícil, ¡pero lo logramos!

¿Qué es lo que más extrañan del contacto real?, ¿dónde suelen trabajar?

Gustavo: lo sabroso de grabar juntos, se abraza uno cuando las cosas salen bien, cuando uno tira un acorde o feel bonito. Uno se emociona o disfruta, eso es lo bonito de grabar juntos. Ahora se puede hacer, pero no es lo mismo. Y no es nada nuevo, Frank Sinatra hizo un disco de duetos hace 15 años. Y lo hizo a distancia. Fue un discazo, pero esa parte, no aparece por ningún lado. Lo cercano.

Luis: nos reunimos aquí en Caracas, tenemos un centro de operaciones, una casa. Un estudio en manos de Juan Carlos Salas. Ahí nos reunimos.

¿Qué se siente ser la superbanda de Caracas?

Gustavo: nunca lo imaginamos, es increíble. Yo estoy casi desde los inicios. No lo hicimos pensando en llegar a esto. Con el tiempos se fueron ajustando algunas cosas. Se fueron mezclando cosas e interviniendo factores y se llegó a esto. Nosotros no imaginamos, no alardeamos, no pensamos en eso. Nada. Es una cosa que nos tocó hacer. Tenemos una sonoridad muy diferente a lo latino por dos instrumentos básicos de nuestra cultura, del estado sur de donde soy yo. Pero este es un laboratorio químico que empezó a sacar sonidos para la cultura, para el folklore, quisimos darle nuestra sonoridad a la música autóctona.

¿Qué sigue?

Gustavo: tenemos canciones, todo. No vamos a parar nunca. Lo único que está entorpeciendo el proyecto es el confinamiento, pero los argumentos están. Me llamó Luis Enrique y me propuso hacer un disco juntos. Así que ahora tenemos doble trabajo. Trabajo hay en cantidad.

Mark: ¡gracias a Dios! Y queremos invitar a todos a hacer el desafío de Tik Tok de Zig Zag.