Unas 50 mil personas firmaron una solicitud en change.org para evitar que Kanye West sea una de las caras principales del Festival Glastonbury de este año. 

La petición dice así: “Kanye West es una ofensa a los amantes de la música en todo el mundo. Gastamos cientos de libras para ir al festival, y al hacerlo, esperamos cierto nivel de entretenimiento. Kanye ha sido muy claro respecto de su punto de vista sobre la música… ¡debería escuchar su propio consejo y dejarle su lugar a otro que lo merezca! ¡Prevengamos esta injusticia musical ahora!

La persona detrás de esta iniciativa se llama Neil Lonsdale, y en declaraciones al portal de NME, dijo: “Glastonbury necesita tener a los mejores. Glastonbury es una institución. Se espera que tenga a los nombres más grandes. Kanye no representa eso.” 

“Hace dos años tuvimos a los Rolling Stones, ¿y ahora tenemos esto? Es una tomada de pelo.” ¿Le harán caso los organizadores?