La artista lanzó su debut discográfico "If I could make it go quiet" recientemente, co-producido por Matias Tellez y FINNEAS.

La cantante, productora musical y compositora noruega Girl in Red – Marie Ulven Ringheim – este año lanzó su ópera prima, If I Could Make It Go Quiet. Once canciones que condensan aventuras diarias del crecimiento: amor, sexo, relaciones y más, todo eso combinado en la sinceri-sensibilidad de su música.

Detrás de las millones de reproducciones que tienen sus canciones, la artista, que cumplió 22 años el febrero pasado, revela que atravesó un cambio y que ahora trabaja en construirse una nueva vida: juntarse con amigos, buscar un hogar, decorarlo, leer más e inspirarse musicalmente.

Girl in Red se distingue de la carrera de la industria y destaca: “Quiero tomarme el tiempo para hacer algo que perdure y esté bueno”.

¿Cómo te sentís con el lanzamiento del disco?

Ahora estoy en mi departamento, al lado del piano y me siento muy emocionada, esperanzada y hay mucho sucediendo en mi vida personal, en mis relaciones, mi carrera. Mi disco ya salió hace más o menos tres meses y medio. Soy muy afortunada de ser yo y estar en esta vida.

¿No dejás de hacer música?

Obviamente quiero hablar de este disco y darle la vida que merece porque creo que es un gran álbum. Dejé de hacer algunas cosas por este álbum y quiero volver a eso.

En una entrevista mencionaste que nunca hablaste de tu salud mental como lo hiciste en tu álbum, ¿qué sentís ahora que lanzaste toda esa experiencia?

Siento que es una buena experiencia. Creo que la gente está muy “abierta a la apertura” y a la honestidad en estos días. No me arrepiento de nada de lo que dije en ninguna canción y honestamente siento que es cool decir exactamente lo que sentís. Es muy válido escribir de eso. Tuve una buena experiencia, se sintió bien y no me asusta ser honesta en lo próximo que haga tampoco. Si algo me da el coraje para continuar siendo honesta en mi música, lo seguiré siendo.

¿Siempre tuviste ese coraje?

Creo que tuve que crecer un poco. Cuando era más chica no me gustaba hablar del amor, el sexo, el período, relaciones. Creo que ahora es porque crecí, tengo 22, aunque tengo mucho por crecer. Pero siento que estoy en un punto de mi vida en el que soy esto.

Para quién escribís, ¿vos o los otros?

Creo que lo saco por otros, pero lo escribo por mi propio bien. Está bueno escribir cuando funciona, no tanto cuando estoy bloqueada y nada sale, pero siempre intento hacer música que me interesa a mí y se relaciona conmigo. Eso me emociona a mí, al igual que crear algo que no escuché en ninguna canción. No escribo para que todos se relacionen, creo que no es un punto de partida válido para hacer música. Pero definitivamente la saco para compartirla y que la gente la escucha. Eso me hace muy feliz, compartir música.

¿Te preguntás qué más puede pasar?, ¿cuán lejos va tu imaginación?

Sí, me pregunto esas cosas. Cuándo va a terminar, cuándo voy a tener que hacer otra cosa. Me aterra eso. Me aterra desaparecer. Es raro, pero no soy la única que piensa eso. Lo vi en el documental de Taylor Swift, en una entrevista de Billie Eilish. Creo que esa preocupación de cómo hacer para seguir adelante. Nunca pensé estar donde estoy. Así que soy muy agradecida. Que pase lo que pase, yo voy a estar acá para abrazarlo.

Sí, son aterradoras a veces. No suelo pensar en ellas, porque de ellas puede venir la decepción. Intento no pensar en eso. Recuerdo haber tocado en mis primeros shows en 2018 y que la gente diga que no parecía emocionada al tocar. Yo pensaba, tengo 19 y literalmente recién empiezo a tocar, no soy una música profesional, no sé porqué son tan agresivos.

¿Cómo sos más allá de la música?

Tengo algunos hobbies recientes. Primero, la arquitectura. Me emociona demasiado. También estoy leyendo un poquito más. Como ya no voy a la escuela, no hay nadie asegurándose de que yo aprenda cosas nuevas, tengo que hacerlo por mi cuenta. También tengo un nuevo hobbie, suena simple y raro: juntarme con amigos. Nunca tuve eso, no me juntaba con nadie, no decía que sí a ningún programa. Siempre estuve en mi cuarto haciendo música intentando mantenerme productiva. Ahora me permito divertirme, salir, tomar una cerveza y estar con amigos. Estoy creciendo en eso ahora.

Hay mucha inspiración en lo social, ¿no?

Definitivamente extrañaba eso. Soy un producto defectuoso de lo antisocial. Ahora necesito y quiero salir. Creo que mi nuevo hobbie es construir mi vida. Viví en Oslo por tres años y no creo haber tenido una vida por los últimos seis meses. Toma tiempo crear una vida y una red de amigos y gente conocida.

¿Qué más descubriste de vos en este proceso del álbum?

Aprendí que ser un músico profesional lleva mucho trabajo. Dar a diario en el estudio, aunque a veces no sepas qué hacer o decir, tenés que dar tu mejor esfuerzo y hacerlo. También aprendí a darle tiempo a lo que hacés. Sobre todo hoy, que salen singles todo el tiempo. Quiero tomarme el tiempo para hacer algo que perdure y esté bueno. Obviamente, aprendí muchas cosas que no sé aún.

¿Qué mensaje transmite tu disco?

Creo que más de uno, una combinación de muchos mensajitos. Si fuera uno solo, mi música no sería interesante. Mi mensaje es un conjunto de reflexiones, cosas del día a día, aprendizajes, realidades que todos tenemos que atravesar para crecer.

Se viene World in Red tour con más de veinte fechas por Estados Unidos, ¿qué se siente?

Estoy muy nerviosa y estoy muy emocionada. Nerviosa porque estoy fuera de estado, no recuerdo cuánto, pero ir de gira fue muy duro para mí. Es como una carrera, una experiencia muy rara. Recuerdo tener una idea de ir de gira por lo que oía o miraba en las películas – rock and roll, drogas, emoción – pero en verdad no es así. Es despertarse en un lugar y saber que vas a hacer lo mismo que hiciste el día anterior, pero la gente que te va a ver no te vio, entonces tenés que darlo todo para divertirte y hacer una experiencia especial. No me considero música profesional, pero estoy en el proceso. Estoy tan emocionada de tirarme encima de la gente y gritar los amo.

Qué querés que pase este año?

Me quiero inspirar musicalmente, más de lo que estoy. Como dije, estoy cambiando quién soy y quiero que eso entre en la música. También quiero alimentar las amistades que comencé, seguir leyendo y creciendo. Tener mi propio hogar, ahora estoy alquilando, pero quiero mi propia casa. Quiero encontrar una linda silla, muebles. Me siento una persona nueva y muy diferente y me emociona. Quiero ver buen arte, encontrar un lindo cuadro para mi cuarto, pasear mi perro, encontrarme con amigos.

Por Josefina Armendariz