El quinto Beatle también ostenta en su currículum haber producido otras grandes joyas del rock y del pop.

George Martin falleció el 8 de marzo, a los 90 años. Es conocido por ser el productor en la mayoría de las canciones de los Beatles. Pero también trabajó en exitosas canciones para otros artistas. Desde su participación en la banda sonora de la película de James Bond hasta los hits de America en los años 70, Martin hizo que muchos músicos ganen grandes cantidades de dinero.

Te mostramos 11 ejemplos de sus mejores trabajos, y para demostrar que es una estrella que brilla más allá de los Fab Four, no incluiremos ninguna de las canciones solistas de Paul McCartney (aunque nos duela no nombrar a Live and Let Die).

 Shirley Bassey, Goldfinger (1964)


Mientras Martin trabajaba en From Russia With Love, el tema principal del segundo film de James Bond, estableció el patrón para las próximas canciones del Agente 007 cuando produjo Golfinger, de Shirley Bassey. Décadas más tarde, Adele y Sam Smith imitaron el estilo teatral de Martin para sus propias canciones de Bond.

Gerry & the Pacemakers, Ferry Cross the Mersey (1964)

Poco después de logar varios éxitos con el cuarteto de Liverpool, George Martin empezó a buscar nuevos proyectos. Comenzó a producirles singles a la banda Gerry & the Pacemakers. A pesar de que su repertorio no haya sido tan trascendental como el de los Beatles, incluyen en su material este adictivo tema de pop que la pegó en ambos lados del Atlántico.

Ray Cathode, Time Beat (1962)

Antes de colaborar con los Beatles, Martin trabajó con Maddelena Fagandini, la música que logró destacarse en el género electrónico, para crear Time Beat, una encantadora pista con un ritmo muy marcado. En la era en que la música electrónica pertenecía al reino de los compositores experimentales o creadores de jingles para radio, este single era una excentricidad.

Dudley Moore, Strictly for the Birds (1961)

Antes de convertirse en un comediante reconocido a nivel internacional con interpretaciones actorales en películas como 10 y Arthur, Dudley Moore tocaba música jazz en la banda Dudley Moore Trio. El single Strictly for the Birds repercutió tanto en el mundo del jazz como en el de la comedia, acompañado de una voz aguda que no forma palabras. En este tema, Martin también metió mano.

America, Tin Man (1974)

Martin produjo varios álbumes para la exitosa banda de pop rock America y Tin Man es una de sus mejores canciones. Es un rock melódico que tiene un dejo de swing, impulsado por un piano que toca el mismo Martin.

Ella Fitzgerald, “Can’t Buy Me Love” (1964)

Incluso antes de que los Beatles se separan, los artistas tocaban la puerta de George Martin para que les produjera covers de los Fab Four. Uno de los mejores es el de Ella Fitzgerald de 1964, una versión de Can’t Buy Me Love que llega a niveles muy altos gracias a la inventiva de Martin y sus arreglos adaptados a una big band.

Matt Monro, “Portrait of My Love” (1960)

Aunque Martin no fue acreditado como productor, él supervisó el single como colaborador frecuente de Matt Monro. Es una canción encantadora, contenida y reflexiva. Una balada a lo Sinatra.

Billy J. Kramer with the Dakotas, “From a Window” (1964)

Kramer fue un tipo con suerte: fue representado por Brian Epstein, producido por George Martin, y recibió muchas canciones de los Beatles para grabar sus propios hits. Una de las que produjo Martin que recibió particular atención fue From a Window, que incluye las voces de McCarrtney hacia el final.

Cilla Black, “Love of the Loved” (1963)

Cilla Black, amiga de los Beatles, hizo su debut con esta composición de Lennon y McCartney producida por George Martin. Después metería otros grandes hits, pero estos arreglos sesentosos de Martin son una gran cápsula en el tiempo.

Cheap Trick, “Stop This Game” (1980)

Cheap Trick, un grupo hecho a la medida de los beatlemaníacos, grabaron su álbum All Shook Up (1980) producido por George Martin. No es uno de sus mejores discos, pero el single Stop This Game vale la pena gracias a los acordes de piano que remiten a A Day in The Life.

The Action, “In My Lonely Room” (1965)

Este grupo de pop rock con influencias del soul nunca llegaron tan alto como merecían en los 60, pero grabaron material fantástico. Este cover de Martha and the Vandellas producido por George Martin precedió a la mezcla de rock y soul que copó los chartas hacia finales de aquella década.