Franjio al Rescate llega a Miami. Se trata de un proyecto que busca transformar vidas, es una red de apoyo a la comunidad latina en el sur de la Florida, esta propuesta cuenta con el patrocinio de quien conectó con el pensamiento altruista del presentador venezolano.

Franjio Useche es un joven conocedor de los medios que gracias a su talento, profesionalismo y carisma, ha sabido ganarse un espacio dentro del competitivo mundo de la radio en Miami, su meta es viralizar las buenas acciones, inspirado en apoyar a quienes necesiten una mano amiga.

Franjio Useche es una referencia dentro del mundo radial en el sur de la Florida, gracias a su talento, carisma y perseverancia. Los medios lo definen como “el venezolano que despierta a los cubanos de Miami”, tras liderar durante más de 3 años El Morning Show de Ritmo 95.7 FM, un espacio que comparte con el humorista cubano Boncó Quiñongo, es la dupla perfecta que mantiene al público entretenido en las mañanas, gracias a un contenido de calidad y una buena dosis de humor.

Pero, ¿quién es esta personalidad que se ganó el respeto del exigente público cubano? Franjio Useche Sayago, nació en San Cristóbal, Venezuela, el 8 de noviembre, estudió Comunicación Social en la Universidad Santa María, además es publicista y tiene una especialidad en Dirección de Cine y Televisión. Desde niño tuvo una facilidad natural para dominar los medios audiovisuales, y era de esperarse, su papá tiene una larga trayectoria como director de las famosas producciones en Miami, entre ellas, Protagonistas de Novela, donde Franjio trabajó sin saber que abonaba el camino para su futuro en EE.UU.

Con apenas 22 años, este joven ambicioso y apasionado de la radio, se había
labrado un camino en los medios venezolanos, aunque empezó como Asistente de Producción en el Circuito Nacional Belfort, llegó a convertirse en el Gerente Nacional de Producción más joven del país. Además era conductor de radio, y televisión en el Canal Metropolitano de Televisión, CMT, era locutor de marcas reconocidas, estaba en su zona de confort, pero su vida dio un giro radical cuando el Circuito radial fue cerrado por el gobierno y emigrar se convirtió en su mejor opción.

Ya en EE.UU trabajó en el Canal de venezolanos Soi TV, sin embargo, este medio le daría sólo el empujón para llegar, porque culminó sus operaciones por falta de capital. Franjio tuvo siempre una estrella y gracias a sus conocimientos del medio y la publicidad, Belinda Meruelo, le dio la oportunidad como Director de Mercadeo en Deauville Beach Resort, un hotel en Miami Beach, de empresarios cubanos. Al ver su experiencia, le ofrecieron ser presentador de un Canal de televisión en Los Ángeles, de la manera más inesperada Franjio empezó a conocer las costumbres, modismos y agrupaciones mexicanas para conducir el espacio Pop Music TV, con lo cual se anotó su primer gran triunfo en este país. Igualmente, en Miami presentaba el programa La Hora del Brunch, por Mira TV en horario prime time.

Para este joven la radio era un sueño, aunque hizo varios intentos para entrar, entendía que todo en la vida se gana y debía esperar su momento. La primera oportunidad llegó de la mano del Director de la Nueva I-95, Lázaro Lorenzo, quien le ofreció el cargo de operador, aceptó y aprendió el dominio de la consola. Más tarde, la emisora hizo una transición hacia el estilo: Ritmo Cubatón, en medio de un plan de despidos, Franjio envió un demo con su propuesta a Jesús Salas, uno de los directivos, quien quedó impresionado con su talento. Aunque este joven ha pasado por innumerables pruebas, hoy día lidera uno de los espacios más escuchados de la radio en Miami, en una emisora que logró innovar con su estilo y
en un programa que lo obligó a reinventarse y dar lo mejor.

“Como todas las personas que conducimos morning shows, hago mi propia
producción, soy moderador y locutor. Cuando la emisora hizo la transición a Ritmo, Cubatón y más no entendía ni el ritmo, ni los temas, ni a los artistas, fue un verdadero reto, así que me preparé y me preparo cada día, mi gancho no es imitar a los cubanos, los respeto mucho, pienso que el secreto de nuestro éxito es ser naturales, sin poses, además tengo una gran relación con Boncó, nos leemos el pensamiento, hay química y ofrecemos contenido de calidad, con la chispa propia del latino, nos encanta alegrar a la gente, por eso cuando estoy en la radio, siempre soy feliz”, comentó.

A pesar de todas sus responsabilidades, este gran comunicador se las ingenia para dar clases en Miami Media School, donde forma a nuevos talentos. Su día transcurre entre la radio, las reuniones con los clientes quienes apuestan a su imagen y la planificación para su show en redes, es un profesional que vive en continua evolución, se adapta a los cambios e incluso llega a innovar con propuestas creativas de gran sensibilidad social, Franjio es un soñador, una especie de Quijote de las redes en plena modernidad.

Por Maryorie González.