Sucedió en Italia, en el escenario del Firenze Festival.

El festival Firenze de Italia se prendió fuego, metafóricamente, con la sorpresa de Foo Fighters: invitaron al escenario a Axl Rose, Slash y Duff McKagan para interpretar todos juntos el hit de los Guns N’ Roses de 1987 “It’s So Easy”.

Recientemente, Guns N’ Roses publicó un video nunca antes visto de esa canción, que fue filmado en 1989. El clip muestra a la banda en el Cathouse Rock Club de Hollywood. Su publicación se encuentra en el marco del relanzamiento de su álbum debut Appetite for Destruction.

Asimismo, en el escenario de Foo Fighters suelen ocurrir acontecimientos inesperados; el grupo hizo su regreso a Suecia el martes 5 de junio, y su show empezó en el estadio Ullevi de Gotemburgo con una especie de recreación: cuando llegó al escenario, el doble de riesgo de Grohl tomó el lugar de la estrella de rock, sin que el público lo sepa. El impostor no tuvo mucho tiempo para rockear con la guitarra antes de que se caiga del escenario –y aterrizó sobre unas colchonetas escondidas debajo–. Por suerte, el verdadero Grohl asumió su lugar correspondiente con los huesos intactos, revelando así que solo se trataba de una broma.