Durante tres días (8, 9 y 10 de junio), el festival organizado por el gobierno provincial contó con las presencias de Chano, Lali Espósito, Miss Bolivia y Eruca Sativa, entre otras figuras. Incluyó un homenaje a Federico Moura.

El Estadio Único de La Plata y las instalaciones que lo rodean en el enorme predio que ocupa fueron el epicentro por tercera vez del Festival Provincia Emergente, que desde lo musical albergó a lo más interesante de la escena under local pero también del resto de las ciudades de la Provincia de Buenos Aires.

Este encuentro tuvo como figura omnipresente a Federico Moura, el fallecido vocalista de Virus, que fue homenajeado en la primera noche con una selección de artistas provenientes de la escena rockera pero también de otros estilos. A Juanchi Baleirón, en guitarra comando la banda encargada del homenaje, lo secundaron Javier Malosetti en bajo; Gabriel Pedernera, de Eruca Sativa, en batería; Diego Blanco, también de Pericos, y Fernando Monteleone, de la última formación de Virus, a cargo de los teclados. Lo interesante estuvo puesto en las voces que fueron desde los más rockeros como Wallas, Manuel Moretti, Ale Sergi a Soledad Pastorutti y Lali Esposito.

Y lo más destacado del homenaje lo pusieron los artistas “no rockeros” como Soledad que interpretó una emotiva versión de “Imágenes paganas” al que le realizó un hermoso arreglo vocal final que arrancó los aplausos del público y múltiples elogios y abrazos de Baleirón y Malosetti. Vestida íntegramente de cuero rojo, Lali le puso carisma, energía y muchas ganas a una fresca versión de “Luna de miel”.

Manuel Moretti, de Estelares, aportó seducción y talento a una hermosa y cálida versión de “Superficies de placer”, mientras que Leo García vistió su voz con los ropajes de un cantante romántico español de los años 70 para interpretar “Tomo lo que encuentro”. Ale Sergi, Juliana Gattas -separados solo para el homenaje- al igual que Wallas con su oficio y su buen gusto, emocionaron a la gente.

El cierre del homenaje gano en emoción cuando los hermanos Marcelo y Julio Moura se sumaron a la banda para interpretar “Dame una señal”, “Ausencia”, “Pronta Entrega” y “Wadu Wadu”, que concluyó con todos los invitados coreando el título de la canción hasta el éxtasis, ante un estadio donde los padres le transmitieron a sus hijos el magnetismo de las canciones de uno de los grupos esenciales en la música argentina.

El Emergente también le abrió el espacio a la movida que copa la escena púber y adolescente: el hip hop y el trap se instaló en el escenario Ring donde se lucieron Naim, Lisad & Re Cream y Tink, artistas que vienen ganando views y escuchas tanto en Spotify como en YouTube.

La rica escena rockera platense tuvo más participación el sábado cuando se presentaron dos de sus nuevas gemas: Reales y El Estrellero, que ofrecieron propuestas novedosas. El mismo día, se presentó una de las joyas de la también interesante escena cordobesa: los Luz París que volcaron toda su frescura, su electropop rico tímbricamente.

La noche del sábado le dejo el escenario principal a Cruzando el Charco, otro crédito local, que vienen creciendo con su mezcla de rock, reggae, candombe y milonga. El combo liderado por Francisco Lago está en pleno ciclo de despedida de su disco “A mil”, mientras compone nuevo material que espera lanzar antes de fin de año.

El pulso rockero de El Bordo fue el encargado de cerrar la segunda jornada de El Emergente con un repaso de sus hits y una buena porción de canciones de “El refugio”, su último álbum, donde la banda liderada por Ale Kurz selló definitivamente su despegue del ghetto barrial y su desembarco en formas rockeras mucho más complejas.