Hablamos con Emilio Aranda Morea, cofundador y director creativo del festival. La segunda edición será este viernes 23, de la mano de Bandalos Chinos, Morbo y Mambo, Louta, Juan Ingaramo, Yataians, Amalia Amapola y Zuker.

Con el río como escolta, llega la segunda edición de Jalea Festival, de la mano de la productora Cultural Factory. El viernes 23 de febrero, desde las 18 hs, Punta Carrasco (Av. Costanera Rafael Obligado 1221, CABA) recibirá a Bandalos Chinos, Morbo y Mambo, Louta, Juan Ingaramo, Yataians, Amalia Amapola y Zuker. También habrá DJs, exposiciones de arte urbano, instalaciones de emprendedores, foodtrucks y muralistas.

Horarios:

Amalia Amapola 18:00 hs. 

Yataians 19:00 hs.

Juan Ingaramo 20:00 hs. 

Morbo y Mambo 21:00 hs.

Bandalos Chinos 22:00 hs.

Louta 23:00 hs.

Zuker 00:00 hs.

Hablamos con Emilio Aranda Morea (28), que junto a su hermano Ignacio (32), es cofundador de Cultural Factory y director creativo de Jalea.

¿Qué criterios usan para establecer el line up?

−En el Jalea de Zona Norte siempre intentamos hacer un híbrido entre bandas de la zona y grupos de Capital que la estén pegando y que les sirva tocar ahí. Así nos hicimos varias bandas amigas; nos gusta darle cabida a esas que conocemos o a las recomendaciones, siempre y cuando tengan un proyecto serio y que les veamos futuro. Siempre priorizamos que tengan una música original, que se destaquen por generar algo nuevo. No nos queremos identificar por un sonido en particular, entonces si te cae una banda de reggae de calidad, está adentro. Como Yataians, por ejemplo. Pero también hay lugar para Amalia Amapola, que hace un rock psicodélico, o para Juan Ingaramo, que es minimal pop.

¿Por qué la elección de este venue?

−Es el lugar ideal de Capital según lo que veníamos haciendo en Zona Norte, sobre el río. Punta Carrasco es lo más cercano a la playa que encontramos. Además de arte, la música y todo este mundo emergente, siempre buscamos ese vínculo con la naturaleza. La verdad es que desde el primer Jalea siempre nos imaginamos algo más grande. Estábamos disfrutando la situación, no queríamos forzar la máquina. Esperamos a que se diera la oportunidad, el lugar. Junto a Jalea también crecieron músicos y emprendedores, y la idea es reunir a esta nueva generación de creativos que van dando señales de desarrollo y poder elevar la experiencia de Jalea a una nueva escala.

¿Cómo resultó la experiencia del año pasado?

−Nos dejó re manijas. No terminó como hubiéramos pensado porque se largó a llover fuerte, pero nos pudimos demostrar a nosotros mismos que teníamos la capacidad de ese nivel de producción. Lo que más valoro fue la respuesta de la gente, que se metió adentro a bailar y le puso la mejor onda. Eso fue lo que más no envalentonó para hacerlo de nuevo.

¿Y qué esperan para este año?

−Seguir creciendo como productora, seguir armando equipo de trabajo, empezar a decantar la adrenalina y poder disfrutar más la experiencia. Queremos que Jalea sea un mensaje artístico; quizás yo no pinte ni haga música, pero producir este tipo de eventos de una manera estética es una linda manera de expresarse.

¿Por qué decidieron apostar a la escena emergente?

−Es que somos parte de la escena emergente, y desde esa premisa nos nutrimos entre todos. Todos somos Jalea. Invertimos en ella porque nos gustan los desafíos y fomentar lo que hace toda esta gente creativa que conocimos estos años. Se dio de manera natural, y es lo que nos mantiene vivos.

***

Entradas anticipadas en venta a través de Passline.