12 mil personas llenaron el pasado sábado el Estadio Malvinas Argentinas, en una fecha que marcó un antes y un después en la producción de festivales que apuestan por las bandas autogestionadas.

Bajo el sol de primera tarde, Ainda Dúo abrió de la jornada. Adaptado a un formato electrónico, el tándem Esmeralda Escalante y Yago Escrivá, repasó su repertorio en formato pop. El encuentro continuó con Valdés. “Somos de Córdoba Capital, ciudad del cuarteto, el fernet y el house”, anunciaron desde el escenario que le daba la espalda al sol e inmediatamente pusieron a mover las cinturas de sus seguidores y de los que tímidamente se iban acercando. Ni bien terminaron los cordobeses comenzaron a sonar los primeros acordes de Banzai FC. La inclasificable banda porteña (pueden pasar desde el tango al rap en una misma canción) tuvo a Wos como invitado de lujo. El último campeón de la Batalla Internacional de Gallos puso su prosa al  servicio de canciones como “Protocolo” y “Mosaico”, e improvisó sobre la situación socioeconómica del país.

Con un cielo sin nubes, el Microestadio sirvió de refugio para los que quisieron escapar de algunos minutos de sol y disfrutar de los juegos electrónicos e interactivos, leer ediciones de Billboard AR que se repartían gratuitamente, probar distintos de instrumentos, inundarse la cara en glitter o comprar merchandising de las doce bandas que integraron el lineup. También sirvieron de refugio contra el sol los puestos de hidratación, el patio cervecero y los foodtrucks.

Apenas pasadas las 17 horas, “Mejor así” daba comienzo al show de Las Ligas Menores. El sexteto, a fuerza de canciones minimalistas y riffs de guitarras, hizo un repaso por distintos momentos de su discografía. También invitaron a Niño Elefante (Gustavo Monsalvo), guitarrista de Él Mató a un Policía Motorizado. El rap volvió a la escena con Militantes del Climax, quiénes empujados por sus rimas demostraron porqué son una de las bandas más versátiles del hip hop local.

En el ocaso del día, cuando las luces y proyecciones se empezaban a lucir, Bandalos Chinos ofreció una de las presentaciones más coloridas y contundentes de la fecha. El repertorio de los liderados por Goyo Degano se basó en su último álbum BACH.

Enseguida, llegó la introspección popera de Marilina Bertoldi. Apoyada en una banda súper ajustada, atravesó distintos climas y géneros musicales. La santafecina demostró por qué es una de las principales referentes de esta generación. Vestida con un top flúor y un saco marrón oscuro, el vestuario sirvió de analogía del show: momentos alegres que contrastan con otros más densos y existenciales.

Un banco de plaza y algunas flores anticiparon la aparición de Louta. El inclasificable artista, que parece haber salido de un film de Wes Anderson, se apoyó en distintas canciones  de su nuevo álbum Enchastre como “Todos con el celu”, “Ayer te vi” y “Wacho”.

El ambiente lleno de teatralidad que dejó Louta lo retomó otro grupo también juega con lo lúdico y performático: El Kuelgue. Julian Kartun y compañía, como en cada uno de sus shows, combinaron canciones (“Bossa´n People”, “Circunvalación”, “Ayer real”) con humor. “El que no salta es Luis Majul”, arengó el frontman ante el público en su mayoría compuesto por millennials.

Entrada la noche, el turno de Usted Señalemelo. En poco más de cincuenta minutos, con un sonido apabullante y mística de banda de estadios, los mendocinos demostraron por qué, poco a poco, se expanden por Latinoamérica.

La oscuridad de la medianoche trajo a Los Espíritus. Con las voces de Maxi Prietto y Santiago Moraes al frente, aportaron la cuota blusera, viajera y psicodélica que venía pidiendo el festival. El hipnótico trance se formó, preferentemente, por canciones del álbum Agua Ardiente. Aunque también hubo lugar para tracks como “El gato”, “Perro viejo” y “Negro chico”.

Por último, las rimas combativas de Sara Hebe hicieron vibrar el playón y levantar varios pañuelos verdes. Con Ramiro Jota como aliado fundamental, la rapera tocó canciones nuevas como “La noche”y hits como “El Marginal”. Hebe y compañía fueron los encargados de ponerle la frutilla a un postre que quedará en la historia de la música argentina.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

FESTIVAL BUENA VIBRA 2019 Gracias a todxs por ser parte de algo tan lindo ❤

Una publicación compartida de Festival Buena Vibra (@festivalbuenavibra) el