El actor, protagonista de la comedia musical “Aladín” que se estrena el próximo 6 de julio, pasó por Billboard For Me y habló sobre su relación con el mundo de la música.

Días antes de ponerse a ensayar para el musical “Aladín”, Fernando Dente, su protagonista, pasó habló con Billboard AR en los estudios de Coca-Cola For Me. El espectáculo montado por MP Producciones y Ozono Producciones (responsables de Peter Pan, Todos Podemos Volar; Soy Luna En Concierto y Tini, Got Me Started Tour) en coproducción con Preludio Producciones estrenará el próximo 6 de julio en el Teatro Gran Rex.

Dente es codiciado por todos los productores de musicales en Argentina para encabezar sus espectáculos. El artista de 28 años tiene un talento particular para combinar la actuación y el canto. “A veces es un poco una bendición y una condena que te gusten varias cosas”, comenta y agrega: “Pareciera que cuando te concentrás en una sola cosa el camino se ve más claro. Pero yo soy bastante curiosos y me interesa incursionar en varias cosas”.

Julieta Nair Calvo, Darío Barassi, Carolina Kopelioff y Carlos Belloso completan el elenco que tendrá a Dente en la piel de Aladín. El musical escrito por Marisé Monteiro y dirigido por Ariel Del Mastro cuenta con música original de Patricia Sosa, Oscar Mediavilla, Daniel Vilá y Federico Vilas.

¿Sentís que la voz es tu instrumento principal?

− Más o menos, creo que principalmente soy un actor, es lo que más me ordena también. Creo que a partir de ese lugar es donde logro empatizar con los repertorios. Es raro que elija una canción para cantar porque es lindo, sino porque siempre hay algo para contar en eso o hay algo más que uno puede aportar que solo cantarla. El otro día estuve en Buenos Aires Playa cantando con una banda que estoy hace un tiempo ya e hicimos un repertorio que tenía desde “Recuerdame” de Coco hasta “Bohemian Rhapsody”, pasando por “Uptown Funk”.

Te animás a canciones de un rango vocal muy difícil.

− Soy bastante desfachatado en ese sentido porque como no es en este momento mi actividad principal me arriesgo más. A mi me ponés una banda alrededor y estoy en Disney. Me acuerdo que después de lo de High School Musical mucha gente se me acercó con ganas de producir un disco. Pero siempre fui bastante cuidadoso con eso porque creo que el camino musical es muy personal. En una obra de teatro o musical estás contando la historia de otro, cuando hacés tu disco salís a quemar tu cartucho porque estás vos en esas canciones. Siempre esquive la carrera musical, es algo que nunca terminó de tomar forma aún.

¿Pero harías un álbum?

− Es una fantasía que está, en definitiva, es tener tu propia empresa, tu marca. Pero siempre le tuve mucho respeto a la industria musical, creo que es por lejos la más difícil de todas o al menos así lo veo yo. Quizá porque lo veo muy de afuera, es medio un a todo o nada. Me encantaría en algún momento hacerlo pero es un mundo en el que todavía me siento visitante. Por eso cuando voy me divierto y elijo hacer esas canciones que alguna vez tuve la fantasía de cantar.

Entonces, la comedia musical es tu lugar…

− Es un lugar donde arme mi camino con mucho trabajo. Pero no creo que sea el mejor momento del musical en la Argentina. Nos estamos perdiendo un poco la verdadera oportunidad de la crisis que es aprender a hacerlos. Tenemos un complejo de querer ser Broadway pero acá tenemos la materia prima necesaria. Si se estudia y se aprende a trabajar en equipo podemos construir espectáculos nuevos y darle lo que le falta a la enorme plaza teatral que es Buenos Aires, contenido original.