El festival suspendió sus actividades ese día, pero después retomó su curso normal.

Las autoridades policiales de Nevada afirmaron que falleció Aaron Joel Mitchell (41), el hombre que corrió hacia las llamas en la quema ceremonial. Jerry Allen, sheriff de Pershing County, dijo que el hombre pasó la barrera humana de agentes de seguridad alrededor de las 10:30 p.m. del sábado 2 de septiembre durante el Man Burn del festival. Después del incidente, el hombre fue rescatado por bomberos y luego falleció en el Centro de Quemados del hospital UC Davis, en California.

El evento dura nueve días y termina con la quema de una efigie de madera de 12 metros de alto. Muchas veces, gente del público trató de correr hacia el fuego como un símbolo de “renacimiento”.

Los organizadores aseguraron que continuarían con el festival, si bien cancelaron el evento el día de la tragedia, pero lo retomaron al día siguiente.

70.000 personas asistieron a la celebración de arte y música en el Black Rock Desert, a unos 161 kilómetros al norte de Reno.