El jurado determinó que el conductor radial David Mueller se sobrepasó físicamente con la estrella pop en un backstage cuatro años atrás.

Tras ganar el juicio por abuso en el que acusó al presentador de radio David Mueller de ‘tocar su culo debajo de su vestido’, Taylor Swift espera que su caso sirva para ayudar a ‘aquellos cuyas voces que deberían ser escuchadas’.

Un jurado compuesto por seis mujeres y dos hombres determinó que Mueller se propasó físicamente con la cantante durante un encuentro con fanáticos en 2013. Además, desestimó la contrademanda que el acusado presentó contra Swift en 2015 por difamación: pidió un resarcimiento por 3 millones de dólares porque la acusación le costó su puesto de trabajo y un salario anual de 150.000 dólares.

La compositora declaró en su defensa ante la corte que solo quería un simbólico dólar como resarcimiento y la oportunidad de defender a otras mujeres. Además, reconoció su posición privilegiada para hacer respetar sus derechos y dijo que donará dinero a organizaciones que ayudan a mujeres que que sufrieron agresiones sexuales.