El empresario y manager de artistas como J Balvin y Cazzu analiza la compleja coyuntura de la industria musical frente a la pandemia, pero también nos habló de su carrera, el trabajo que se requiere para posicionarse en lo más alto a nivel mundial y de su pasión por la radio.

“Empecé a involucrarme en el tema de la música cuando tenía unos 13 o 14 años. A mi hermano le encantaba el rock y quería tocar la batería y la guitarra. Yo siempre escuchaba mucha música, y cuando entro al noveno grado del bachillerato ya me empezó a interesar mucho el rock. En cuanto a la historia reciente, a Lucas Piña estoy muy agradecido porque con el aprendí a entender el negocio de la música en Estados Unidos. Me da la oportunidad en el 2002 de entrar a EMI Latin siendo su asistente. En ese momento el era Director de Promoción y Radio de la compañía. Gracias a Dios en la compañía empezaron a creer en mí y apoyarme y empezamos a trabajar mucho.  Luego, cuando ya salí de EMI Latin decidí independizarme y crear mi empresa: Akela Family Music a través de la que comienzo a hacer promoción de radio (a la fecha me encanta, amo la radio y creo que es muy importante en el desarrollo de la música de todos los artistas). Bueno, a partir de allí trabajo con muchísima gente de manera independiente, tengo demasiados números 1. Por ejemplo, en ese momento empiezo a trabajar con Maná: sus éxitos desde 2008 hasta el día de hoy en la radio de Estados Unidos lo hemos hecho con Family; trabajé unos años con Daddy Yankee y con Juanes; hicimos el desarrollo de la carrera de Fonseca… y bueno, infinidad, demasiados proyectos, muchos.En aquel momento, a la par de ese trabajo manejaba una banda de rock de Colombia de la que éramos su disquera, su managment, que era Don Teto con la que tuvimos muchos logros, hicimos muchas cosas en Latinoamérica, viajamos por todos lados y ganamos muchos premios. Con este grupo comienzo a formarme en la parte de management, empiezo a entender cómo funciona el tema. A Rebeca León la conocí cuando llegué a Estados Unidos, en el momento en que empecé a trabajar en EMI ella era la asistente de Jorge Pino, el presidente. Siempre mantuvimos una relación, ella después se fue a trabajar otro lado bla bla bla, y un día me llama y me dice: “Mira, voy a firmar a J Balvin, quiero que seas mi socio, que trabajemos juntos el proyecto, yo estoy con Juanes y quiero que tu estés al frente del proyecto”. Nos asociamos y ahí empieza el trabajo con J Balvin, eso fue en 2014… y bueno ya todo el mundo conoce todo lo que ha pasado con José, desde el momento que empezó yo también estuve al frente con los números 1 que tuvo en la radio. Me apasiona mucho la radio, tengo grandes amigos y me ha dado mucho de lo que hoy día tengo y mucho de mi conocimiento. Por eso soy un ferviente admirador de todo lo que tiene que ver con la radio”, señala Fabio Acosta.

¿Cuál definirías como el hit de tu carrera?

Creo que el que el hit más grande que me ha dado la música es que gracias a ella soy quien soy el día de hoy. La música me ha enseñado a entender cómo uno puede aportarle al negocio y a la cultura. Ahora en términos puntuales de hits no sé decir, son muchos, demasiados, no sería justo nombrar uno solo. Pero bueno pues creo que un momento histórico para mí para mi carrera es cuando con J Balvin logramos con “Mi gente” tener una canción totalmente en español como número 1 a nivel global. Creo que sí que es el momento más importante. También hay otros números 1 que fueron muy bonitos porque fueron muy difíciles de lograr, batallados, luchados, pero creo que “Mi gente” es el más importante para mí.

¿Hacia dónde se dirige el negocio de la música y cómo crees que saldrá parada después de esta coyuntura de pandemia?

Creo que una parte de la industria la música va a ser la última recuperarse, pero también creo que hay una oportunidad gigante de qué los artistas sigan lanzando música. La gente desde que empezó esta crisis siempre ha encontrado en la música una manera de salir de ese letargo y de ese impacto que generó cambios tan drásticos como que de un día para el otro no poder salir a la calle. Eso se vio en muchas partes del mundo como en Italia o España, con videos de la gente disfrutando momentos encerrados pero con música. Creo que hoy día por una parte el negocio para mí, para Fabio Acosta, tiene que seguir sacando música. Es que el público está ahí, sigue consumiendo y está viendo. Uno no puede parar porque el mundo no para, lo que pararon fueron los eventos masivos o las reuniones donde tú estás con un número determinado de personas, llámese discoteca, concierto, fiesta, etc. Entonces, definitivamente esta parte de la industria musical será la última recuperarse. Además, los eventos van a depender de muchísimas cosas ajenas al negocio como las regulaciones que puedan poner los gobiernos, las normas migratorias que tengan los países de ingreso de extranjeros, la economía será un tema importante, la capacidad de los venues. Mientras no se tenga claridad de cómo va a funcionar el mundo sin una vacuna, entendiendo de esta forma cómo hacer el distanciamiento social en los venues, es muy difícil poder decir esta es la manera que se va a trabajar ahora. Entonces ahorita estamos en un momento de sacar nuevas ideas y de buscar nuevas maneras de entretener al público.  

¿Cómo ves el desarrollo artístico de Cazzu?

Cazzu es una artista maravillosa, creo que tiene todos los elementos que se buscan cuando quieres trabajar con un artista. Es inteligente y tiene muy claro su objetivo, su estrategia y la visión de lo que es su música, y tiene muy claro como ella quiere sonar. Entonces a ella la veo siendo una gran artista, la primera artista mujer de Argentina triunfando a nivel internacional. Es una artista que musicalmente tiene una propuesta muy diferente y qué junto con su personalidad, su imagen y la claridad de todo lo que es Cazzu como artista la va a llevar al nivel que estamos buscando.

¿Qué evaluación hacés de la expansión de una música en español? ¿Es la época de oro de la canción en español?

Creo que el acceso tan fácil a la música, que la puedes tener a través de muchas plataformas en cualquier parte del mundo, ha permitido que la música en español llegue a lugares donde antes no podía simplemente porque la radio programaba únicamente en el idioma de ese país. Creo que la gente ahora está buscando nuevas cosas y puede descubrir más fácilmente la música y creo que la gente también entendió que la música en español tiene ritmos interesantes para ellos. Es muy bonito ver, cuando tú vas a un concierto en un país como Finlandia por ejemplo, donde el casi el 95% de las asistentes son locales qué hablan un idioma que no es inglés tampoco sino un idioma diferente a lo que normalmente el artista mundial canta, y tú los ves y los manes tratando de cantar. Seguramente no entienden nada lo que el artista dice pero se la gozan, gozan la música. Hoy en día la música tiene un acceso global para cualquier idioma, para cualquier tipo de música y creo que la música latina ahorita está logrando el lugar que debió haber tenido hace muchísimos años. Porque si tú lo piensas siempre ha habido una canción que en español le gustaba el mundo como en algún momento fue la Macarena. El momento la música latina llegó para quedarse y cada día tenemos que trabajar para poder conquistar más rincones del mundo.

Por último, ¿cómo desarrollás tus campañas? ¿Cómo es el mix digital y analógico tuyo no solamente en la música sino también en los medios?

Cualquier proyecto de cualquier formato musical necesita tener una planificación y una estrategia, sin eso no se pueden lograr los resultados que buscas. Dentro de esa planificación y estrategia en los últimos años han entrado unos jugadores que no existían. Antes solamente estaba la radio, la prensa y la televisión y después comenzaron a entrar las páginas de Internet y los canales de TV de música donde pasan vídeos. En esta nueva era pues están las plataformas de streaming y las nuevas maneras de escuchar música. Entonces cuando tú planificas y creas una estrategia tienes que poner en ese rompecabezas cada uno de sus jugadores, y la única manera de completarlo es que cada uno esté en el lugar correcto. Todo es importante, las plataformas hoy en día son la manera de globalizar la música para cualquier artista y formato de música, pero definitivamente la radio, la televisión, la discoteca y las redes sociales juegan un papel muy importante. Siempre tenemos que incluir a todos sus jugadores en una estrategia y en la planificación, y ver cómo cada uno puede sumar y apoyar el proyecto.

Por otro lado, definitivamente la música siempre va a ser lo más importante, el insumo principal de este negocio son las canciones. Cuando un artista hace música o va a lanzar un disco siempre debe tener muy claro el concepto tanto musical como gráfico de lo que quiere presentar. En ese sentido creo que Colores es un perfecto ejemplo de planificación y de una gran estrategia de tener los jugadores alineados. Porque en el proceso de Colores hay muchos jugadores muy importantes: la discográfica, los promotores, los agentes nuestro de los shows, los promotores que nos contratan en cada país, los medios de comunicación, el equipo técnico y administrativo… creo que todos esos jugadores también están en el rompecabezas del artista. Todas estas son las personas que ayudan a que todos esos conceptos y las ideas que tuvo José de lanzar el disco Colores ha logrado que esta campaña sea como una de las campañas insignias en la industria de la música. Desafortunada o afortunadamente el disco sale en la semana en donde en casi todo el mundo deciden la cuarentena obligatoria, pero teníamos una excelente planificación, teníamos el material listo, preparado. Creo, como decía antes, era la manera de seguir animando a la gente y de sacarla de es impacto de un día para otro y no poder salir a la calle.