Uno de los escenarios más importantes de la Argentina celebra cuatro décadas de música, deportes y arte.

El 2018 fue y será de festejo para Obras. La propuesta crecerá y se irá dando a conocer durante todo el año con un amplio espectro de actividades, artistas de diferentes géneros, bandas nacionales e internacionales, eventos de marcas y empresas, y, por supuesto, la participación deportiva. El Kuelgue, Babasónicos, Abel Pintos, Guasones, British Lion, entre tantos otros, son parte de la celebración de los 40 años de un estadio que abrió sus puertas para cobijar a la música y al arte en general.

El futuro de Obras se potencia con el crecimiento del equipo de trabajo, con incorporaciones que se suman a estos 20 años de experiencia de la gestión actual. Una de las propuestas principales es que la familia entera disfrute de visitar Obras, que las nuevas generaciones puedan conocer y sentir lo que fue y lo que es el estadio hoy. La idea es brindarle al espectador comodidad y la mejor y más confiable seguridad, y que tanto productores y público sientan que participar de un show en el Estadio Obras es disfrutar de un momento único.

Un poco de historia

El estadio (inaugurado en 1978) pertenece al Club Atlético Obras Sanitarias de la Nación, fundado el 27 de mayo de 1917 por un grupo de trabajadores de la empresa pública Obras Sanitarias de la Nación. Se encuentra en la ciudad de Buenos Aires, sobre la avenida del Libertador 7395. Además de oficiar como sede del club deportivo, el estadio es también considerado el escenario ícono del rock nacional e internacional.

En Obras se han presentado grandes músicos de nuestro país como Luis Alberto Spinetta, Charly García, Pappo, Soda Stereo, además de bandas y solistas internacionales como Iron Maiden, Motörhead, B.B. King, Sex Pistols, Ozzy Osbourne, Iggy Pop, Megadeth, Duran Duran, James Brown, Kiss, Red Hot Chili Peppers, Dream Theater, Cypress Hill y Slipknot, entre otros. Y algunos grupos adoptaron el Estadio Obras como su hogar, es el caso de The Ramones y Los Violadores. “El Flaco Spinetta fue el primer artista que tocó en el estadio, y el primer show oficial lo dio Sui Generis”, explica Ariel Barroso, gerente de Obras. “A partir de ahí es muy difícil decir cuál fue el show icónico. Después pasaron desde los Red Hot Chili Peppers hasta Iggy Pop, Van Halen, The Police, Sex Pistols.”

Encontramos decenas de hitos que han quedado en la memoria de Obras. Las huellas de artistas y momentos que marcaron un antes y un después en un lugar emblema para la Argentina. Presentaciones en vivo que terminaron siendo historias únicas: una de ellas fue en 1994, durante el show de B.B. King, cuando el rey invitó a Pappo al escenario, o cuando Diego Maradona salió a escena a cantar “Maradó” junto a Los Piojos. Sin ir más lejos, este año Ciro Pertusi volvió a cantar con Attaque 77 y recientemente Ozzy Osbourne se despidió de Latinoamérica con su tour “No More Tours II”.

“Pasaron muchos artistas por el estadio, muchos de los cuales vi como espectador antes de trabajar acá”, agrega Barroso. “He visto shows de Toten Hosen como espectador, y hoy me toca hacerlo como trabajador. Acá he visto a Pappo, a Los Violadores y a un montón de bandas nacionales en mi adolescencia.”

Poder presentarse en el escenario de Obras para los artistas nacionales de cualquier género es sinónimo de consagración, es un antes y un después en la vida artística. Los años han demostrado que hay un sentimiento que con el paso del tiempo se intensifica y que no pierde nunca esa mística.

“Todo el mundo venía acá para poder decir que había tocado el cielo. La mística de Obras fue siempre esa”, dice Barroso.   

En el transcurso de estos dos años, después de más de 20 años de gerencia en el club, se ha decidido darle una nueva cara. Tomar como prioridad lo artístico y cultural, con base en la diversidad musical. Por más que Obras fue, es y siempre será para la memoria del público el escenario de consagración, se puede apreciar su versatilidad, dándole lugar a bandas de todos los géneros musicales, a festivales y encuentros culturales.