El creador del festival cordobés LNG, que actualmente comienza a trasladarse a otras plazas como Uruguay, entiende que la industria argentina todavía está inmadura pero tiene la mejor materia prima.

Promotor, productor, booker o manager. Son varios los roles que tomó Eric Davies, el creador de La Nueva Generación (LNG), antes encaminar una visión de la industria que hoy refresca y renueva la escena musical argentina. “Cuando uno arranca improvisando hace todo…producción, promo, booking.. repartía hasta entradas en bicicleta. Hoy creo que soy más un promotor o curador porque armó artística para otros festivales”, se define el hombre de 32 años.

Nacido en Mar del Plata, criado en diferentes partes del mundo, hace seis sentó base en Córdoba para comenzar a gestar el sueño de La Nueva Generación.  “Arranque en 2012 en Club Berlín, ahí comenzaron mis primeras producciones”, explica.

Seis años más tarde, su festival La Nueva Generación ya se convirtió en una cita obligada en el mundo de espectáculos musicales a nivel nacional. Esta edición será sin dudas la más ambiciosa hasta el momento. Con paralelismo en su formato a festivales como Sónar Barcelona o Primavera Sound, LNG contará con cuatro días, dos dedicos exclusivamente a charlas y conferencias de la industria, uno completamente gratuito y otro pago, con los shows musicales más atractivos (Duki, WOS, Babasónicos y Usted Señalemelo, entre otros). La cita será del viernes 15 de noviembre al lunes 18.

LNG ya se convirtió en una fecha obligatoria del calendario musical argentino. No pareciera un ser un festival de artistas emergentes.

Si, una alegría. En estos años LNG mutó y no tanto. Los artistas nuevos hoy en día se ponen rápidamente al tope de sus ligas. Hoy en LNG va estar Nicki Nicole, va a ser uno de sus primeros shows en vivo pero ya es una artista gigante, la está rompiendo. WOS es uno de los shows más esperados y el álbum tiene menos de un mes. Lo que sucede es que la escena argentina emergente está viviendo en el mainstream. Por ejemplo, el año pasados artistas como Bandalos Chinos o Louta estaban 100% en el under, hoy tenés a uno nominado a los Latin Grammy y al otro sonando en las principales radio nacionales. Eso es salir del underground.

Una de tus estrategias de crecimiento fue el featuring con otras productoras, ¿cómo nació esa idea?

Se fue dando naturalmente por necesidad mía y las otras estructuras para alimentarnos. Lo escuché una vez a Pepo Ferradas hablando de los otros mercados y daba este ejemplo de cómo los artistas latinos a fuerzas de featurings crecían y cómo esto se podría llevar a otros ámbitos.

¿Cómo ves a la industria musical argentina en su desarrollo?

En Argentina todavía está todo en un proceso en el que se está aprendiendo. A veces hay un promotor que entiende que un negocio vale 2, pero enseguida aparece uno que pone 3 y así hasta que viene uno que no le importa perder plata y se arma una maraña… Pero bueno la industria se está armando todavía. Es parte de la inmadurez de nuestra industria, sumado al país y su economía. Este año hubo un par de shows que cerré con seis meses de anticipación y luego fueron a pérdida a pesar de ser sold out, un desastre. En Argentina cualquiera puede competir con cualquiera, y eso puede jugar a favor como en contra.

¿Cómo se hace para financiar shows cuando uno está en crecimiento?

Gran parte de la financiación es a partir de la confianza. Cuando se generan relaciones de largo plazo con los artistas se favorece a que las inversiones iniciales puedan tener otro ritmo. Y ahí también aparecen las asociaciones con otras productoras. Quizá la otra parte tiene un capital para invertir y uno lleva la idea o concepto de un show o festival innovador. Y así se avanza.

¿Hay terreno para exportar artistas argentinos al resto del mundo?

El talento argentino es muy competente en muchos mercados como España, México y Colombia, talento que puede romper las ligas. Hay muchos productores, promotores, directores de medios de comunicación que no tienen idea de la existencia de artistas muy talentosos. También toca mostrar el nuevo talento y compartirlo.

Estás haciendo el show de Paulo Londra en Montevideo de 2019. Ya estuvo en una edición de LNG, ¿Paulo es un caso separado al resto de los artistas?

Es un número uno y no se discute. De alguna manera logró exponer su talento de otra forma, se nota que tiene algo más que el resto. No se bien que es. Vino a ocupar un espacio que, usualmente, en Argentina estaba ubicado por artistas internacionales. Es una figura ATP, y ahora WOS viene a hacer algo parecido pero más desde el lado del rock quizá. Hay mucho talento, artistas como Duki también son diferentes.

¿El trap es el nuevo rock?

Lo asocio un poco así también por un tema de actitud. La energía que mueve el trap es similar a que siempre movió el rock, el pogo, la euforia. La sonoridad es otra porque los tiempos son otros. Pero de esta misma forma, en su momento, compararon el tango con el rock.

¿Cómo ves el rock hoy en día?

Es una incertidumbre. Yo si pienso en la renovación del rock pienso más en WOS o en Duki, más que en alguien que suene igual a Los Redondos. 

¿LNG llega a Buenos Aires en 2020?

Sin dudas.