El legendario compositor de 87 años volvió al ruedo con la nueva película de Tarantino y busca coronarse con un nuevo Oscar.

 

Los 8 Más Odiados, de Quentin Tarantino, es el primer western en décadas para el cual Ennio Morricone ha compuesto la música. Pero si alguien esperaba que el autor italiano de 87 años fuera a repetir la receta que lo llevó a la gloria en las bandas de sonido de los épicos spaghetti westerns de Sergio Leone, El Bueno, el Feo y el Malo (1966), y Hasta que Llegó su Hora (1969), se va a llevar una sorpresa.
“¡Hubiera sido absurdo intentar componer algo similar!”, asegura Morricone, que está hablando por teléfono desde Roma con la ayuda de un traductor y que se siente casi ofendido con la idea de repetirse. La banda de sonido de Los 8 Más Odiados (protagonizada por Samuel L. Jackson y Kurt Russell) posee el elevado drama del mejor trabajo de Morricone, pero también el horror característico de las películas de terror. No hay silbidos ni los extraños instrumentos que el compositor solía usar en sus pasajes incidentales. “La música que escribí para Leone tiene casi 50 años. Lo de ahora es totalmente diferente −agrega−. Siempre trato de darle a cada director su propio espacio”.
A los 87, con más de 500 bandas de sonido de películas y televisión, Morricone es una leyenda viva. Y para un fanático del cine como Tarantino, una obsesión. El cineasta ha comentado varias veces que Morricone fue la inspiración para la música de Pulp Fiction, y ha usado parte de las viejas bandas de sonido en Kill Bill y en Death Proof. “Él es el maestro, el mejor en lo que a mí me concierne”, afirma Tarantino a Billboard.
El director convocó al italiano para Bastardos sin Gloria, pero Morricone no aceptó. Finalmente, el autor compuso un tema para Django sin Cadenas. Pero en 2013 afirmó que no le gustó cómo Tarantino usó su música: “No tiene coherencia”, fue citado. Hoy Morricone insiste en que fue sacado de contexto. “Amo la manera en que usó mi composición. Solo critiqué una escena de Django donde había demasiada violencia”.

Vitalidad
Tarantino no habló sobre Los 8 más Odiados con Morricone hasta junio del año pasado, en Roma. “Leí el guion y era una obra maestra −explica el compositor−. Tiene esa habilidad de generar violencia que aparece de la nada, y es tan absurda que termina siendo otra cosa”.
Tarantino había terminado de filmar. Entonces Morricone aceptó componer el tema principal y darle al director material que había escrito para la película The Thing, de John Carpenter, que nunca había utilizado. El italiano terminó escribiendo 25 minutos de música original en un mes. Luego, en julio, la grabó en Praga con la Sinfónica Nacional Checa. “Cuando tus ideas son claras −explica Ennio−, podés componer música bastante rápido”. En diciembre, la banda de sonido fue nominada al Oscar. Cabe destacar que Morricone recibió un Oscar honorífico en 2007, pero nunca uno por Banda de Sonido Original.
Con otro tour europeo por arenas para el primer semestre del año, el autor no tiene ninguna intención de retirarse. “Un compositor es escuchado, pero no visto. Nos perdemos la reacción del público frente a nuestras obras −explica−. Solo cuando uno se presenta en vivo puede percibir si la verdad que queríamos transmitir con la música está ahí. Amo mi trabajo”.