Acaba de lanzar su nuevo proyecto de doce canciones grabado en un campo de la provincia de Buenos Aires.

En contacto directo con la naturaliza y acompañado de un gran equipo audiovisual, el músico logró llevar su obra a sonoridades más frescas, acústicas y percutivas. El proyecto dividido en cuatro paisajes sonoros contó con la participación Bandalos Chinos, Zoe Gotusso y Chiara Parravicini. Allí, Horvilleur junto a un trío folk, interpretan sus principales éxitos como Soy tu nena, 19 o Llamame, y dos inéditos, el que le da nombre al disco y Cosa loca, canción en que el IKV escribió junto a su pareja Evangelina Bourbon.

¿Por qué elegiste ir a grabar al medio del campo?

La idea apareció en plena cuarentena, el año pasado. Luego de varios meses sin poder salir. Apenas se empezaron a abrir algunas cosas pude volver a un terreno que tengo alejado de Buenos Aires. Y un día, mientras tocaba la guitarra bajo un árbol, pensé que estaría bueno hacer algo ahí, en el medio de la naturaleza, con el ruido de las hojas y el canto de los pájaros. Esa idea, que en un principio fue algo pequeño, fue creciendo y terminó siendo lo que hoy es Pitada.

¿Una vez que ya decidiste grabarlo en el medio de la naturaleza cómo continuó el proceso?

Visitamos el lugar junto a Cálido, la productora audiovisual de este proyecto, para ver cómo podíamos ir dándole distintas entidades a cada canción. Ahí decidimos que tal vez, a las canciones con más ritmo estaba bueno grabarlas bajo el árbol de mora, que tiene algo más frutal, más primaveral. En el primero de los ambientes, que es el más inhóspito, en el medio del campo, grabamos Soy tu nena, que tiene una intro que remite al lejano oeste y también El hit. Después empezamos a jugar con la luz, en las primeras locaciones la iluminación era muy importante la luz. Luego, cuando se hizo bien de noche hicimos Radios. Cada locación nos propuso algo diferente.

Hoy con el trabajo terminado. ¿Cuánto influyo haber elegido esa locación?

Mucho. Para nosotros fueron días de mucha curación. Nos dimos cuenta que la naturaleza nos regula. Y todo eso aunque quizá suene hippie lo sentimos y lo vivimos, y creo que quedó plasmado en lo que hicimos. Tal vez el primer día, que conectamos todo, probamos y nos adaptamos fue el más difícil, pero una vez que empezamos a tocar nos mirábamos y estábamos en una, como drogados de naturaleza.  

Entre canción y canción, hay fragmentos, cuentan anécdotas, hacen participe también a los oyentes. ¿Esto surgió en el momento o fue pensado con anterioridad?

Lo pensamos, un poco era lo que queríamos lograr. Hacerlos partícipes del viaje que tuvimos nosotros. Todo lo que pasa en Pitada nos sirvió para darnos cuenta que la naturaleza es quien nos regula, nuestra propia medicina, nuestro propio psicólogo. Nunca tuve ese tipo de discurso, pero esta vez lo digo porque lo sentí y lo viví así.

En Pitada participan Zoe Gotusso, Goyo e Iñaki de Bandalos Chinos, Chiara Parravicini y tu pareja Evangelina Bourbon ¿Cómo decidiste las colaboraciones?

Cuando decidí de qué iba el álbum pensé en Llamame para Bandalos Chinos, tenía otras opciones por si no la sentían pero me dijeron que sí, con Zoe ya habíamos hecho Amor loco en un festival en Córdoba y 19 fue tal vez la más difícil, porque es la canción que hice con Gustavo (Cerati) y una de las más escuchadas. Además, Gustavo la hizo propia. Pero, más allá de eso creo que con Chiara la llevamos a un nuevo lugar y pasaron cosas muy buenas, se sintió una energía única. La tocamos dos veces y dijimos listo, ya está.

¿Cómo surgió Cosa loca?

La canción viene de un sábado al mediodía que agarré la guitarra y me puse a tocar un mi mayor, bien clásico. Me encantó el mood, quedó y después le escribí una letra. La ensayamos dos veces, le encontramos la versión y la grabamos. Es una canción nueva y pensada para este show.

Pitada es un álbum de canciones, de reflexiones, también es un film, hay pintura ¿Pero para vos qué es?

Para mí es una buena foto de mi momento artístico y humano. Es mi respuesta a estos tiempos.