Este año, la artista de Nogoyá, Entre Rios lanzó "Bendición" junto a Alex Rose, una canción que se popularizó en Tik Tok.

En el último año, Emilia (Mernes) ha solidificado su posición como artista revelación y una figura relevante de este 2020. Si bien Emilia se considera una artista en desarrollo, ha establecido un nombre en la camada de estrellas femeninas de la música latina.

En lo que va del 2020, Emilia lanzó: “Policía”, “No Más”, “Histeriqueo” junto a MYA, “Ja E Tarde” con Bianca y Cabrera, “Bendición” junto a Alex Rose y “Esta Noche” junto a FMK y Estani con la producción de Big One.

Un año raro para todos, pero para Emilia Mernes no tanto

Sí, siento que ha sido uno de mis mejores años, ponele. En verdad, he tenido que adaptarme muchísimo a esta nueva realidad y en cuanto a proyectos musicales siento que ha sido un gran año. De muchas oportunidades musicales y actorales, así que estoy súper contenta con lo que se viene.

¿Quién diseñó la coreografía del challenge?

Esta coreografía la hice yo con una amiga, con Paz Macher, que es tik toker. Ella conoce más de ese mundo, yo me estoy metiendo de a poco. Verás que es importante, este challenge creció un montón. Hace que la canción se vuelva conocida por un baile simple y hace que muchos lo puedan hacer.

La coreografía es como un nuevo lenguaje, ¿no?

Exacto, sí. Literal es como un poco infantil, porque vas haciendo lo que dice la letra de la canción.

En Mar del Plata te tomaste un momento para bailar, veo que es importante para vos

Sí, si tengo que elegir entre cantar y bailar no sé con qué quedarme, me es difícil elegir una sola cosa. Me gusta combinar las cosas arriba del escenario, es complicado por un tema de estado físico, de saber administrar el aire, pero siento que a medida que vaya ensayando, voy a poder ganar más seguridad. Al ser mis primeras pisadas en escenarios sola, siento que necesito ganar seguridad, pero eso me lo va a ir dando la calle, la pisada. Como el famoso derecho de piso.

Más allá de que comentás que estás entrando. Tu nombre ya está en el line up latino, ¿sos consciente?

Será que me siento un poco miniatura, no sé. Obviamente estoy muy feliz por todos los logros que se han dado tras mi primer single, “Recalienta”, pero a medida del paso del tiempo ha habido un crecimiento y un montón de oportunidades increíbles que en mi vida imaginé. Colaboraciones, artistas como Alex Rose, que lo conocía hace años. “Jangueo” está sonando a full ahora y, también habla de su humildad de querer sumarse a mi canción. Yo me considero una artista en desarrollo, por eso me cuesta decir “Ya estoy establecida, tengo un nombre”. Me cuesta pensarlo así, pero siento que es un proceso.

Como tu color de voz no hay, ¿sentís que la encontraste?

La voz sí, siento que aún me falta. La identidad en cuanto a imagen, siento que me falta. Esos brillitos que uso debajo del ojo son un detalle, pero me distinguen. También me falta la identidad con respecto al sonido, pero sé que no se encuentra de la noche a la mañana. Tengo que meterle, sentarme, pensar, estudiar, depende de un tiempo creativo encontrarlo. Y me encanta. Es encontrarlo, buscar, hallar el equipo correcto con el que lo vayamos descubriendo.

¿Dónde está la cumbia?

No me identifico hoy tanto con la cumbia, si salgo de joda es lo que escucho. Como lo urbano y el trap, pero no me identifico. Si tengo que volver a cantar cumbia pop, lo que cantaba hace unos años, no sé si me voy a sentir tan cómoda. Fue hace tres años, yo crecí cantando cumbia, folklore, tango, son mis raíces, pero hoy a la cumbia la siento un poco lejana. Aunque “Policía” es cumbia.

Creciste mucho como mujer, ¿qué le dirías a esa Emi de hace tres años?

Que confíe, que trabaje más. La cuarentena me volvió súper responsable, me enfoqué mucho más. No sé si necesitaba ese tiempo para ver cómo me proyectaba y de ser constante. Me faltaba eso.

¿Qué es para vos un álbum?

Siento que muestra mucho del artista, es un concepto que muestra mucho la personalidad del artista. Se muestra en el álbum. J Balvin es tremendo, arma cada sencillo pensado para el álbum, súper pensado. Yo arranqué con “Recalienta” y después fui probando qué va, qué no, un poco desordenada en ese sentido, pero es una gran idea que para el próximo álbum voy a prestar atención a los detalles y tener una identidad más marcada.

¿Qué te dejó este año?

Creo que me enseñó a valorar. Si esto no nos deja una enseñanza como seres humanos, estamos fritos. Valoro el momento que viví con mi familia, soy súper familiera. Ahora los extraño un montón. Ellos están felices de verme trabajar, pero ahora volví a vivir sola y me readapté.

Todos coinciden que sos hermosa, ¿a veces juega en contra con tu música?

Sí, me re pasa eso. “Ay que la modelito”, “la influencer”, “cara bonita”. No me subo a un pedestal, pero es lo que me llega. Me tratan de producto y no conocen mi detrás, no conocen que estoy detrás de cada canción, que voy al estudio, compongo, detrás de cada video, idea, que tengo mis ideales y eso no se ve. Pero es algo que me voy a ir quitando de a poco, ese respeto en la industria. Pero no me afecta, no me duele, pero creo que el tiempo me dará la razón.

¿Tenés alguna referente con quien hablás esto?

Bueno, hablo mucho con mi manager, Nordia. Con ella tengo mucho este tipo de charlas, porque al principio me pesaba que no me tomen en serio por tal cosa. A veces me pasa, la incertidumbre. Preguntas que me hago que despejo con ella y me sirve un montón hablarlo. Con colegas aún no he tocado esos temas, pero me gustaría.

¿Con quién te gustaría tener un vínculo de madrinazgo?

Hoy la artista que yo profundamente admiro es Nathy Peluso, me parece diferente y única. Creo que al ser artista nueva tiene muy claro lo que quiere y eso para mí es súper admirable.