Courtney Love vio por cuarta vez el documental Kurt Cobain: Montage of Heck, pero no pudo evitar las lágrimas cuando participó de la charla abierta luego del estreno de la película en el Festival de Cine de Tribeca, el 19 de abril. En el medio de la angustia, reveló que el director Brett Morgen, que también participaba de la conferencia, había encontrado un video porno de ella y el líder de Nirvana.    

Cuando el moderador Neil Strauss, que escribió un libro sobre Courtney, Everyone Loves You When You’re Dead: Journeys into Fame and Madness (2011), le preguntó qué sentía cuando vio otra vez el documental, la cantante de Hole respondió: “culpa”. Love agregó que se volvió a preguntar “qué podría haber hecho” para evitar el suicidio de Kurt. 

La guitarrista también recordó la primera vez que vio Montage of Heck con Frances Bean Cobain, su hija de 22 años. Las dos estaban sentadas en un sofá y lloraban mientras veían el documental autorizado

Luego de quebrarse nuevamente, Courtney se repuso y junto al director hablaron sobre el material inédito en audio y video de la pareja que fue cedido para contar la historia del último ídolo del rock. “Fue muy valiente de tu parte permitirme entrar a tu intimidad”, explicó el cineasta, quien a la vez reconoció que él no se animaría a darle semejante acceso a su vida a otra persona.  

Montage of Heck, nombrado así por una grabación que Cobain hizo a fines de los 80, aborda una mirada íntima sobre la vida de Kurt, a través de sus diarios y de imágenes y audios inéditos que Courtney guardó celosamente por más de 20 años. El documental también incluye el testimonio de familiares como el padre del guitarrista, Donal Cobain, y la madrastra Jenny Cobain, entrevistada en cámara por primera vez; de la primera novia de Kurt, Tracy Marander y del bajista de Nirvana e íntimo amigo, Krist Novoselic.