Mientras que los latinos y Bieber lideran, Miley Cyrus ingresa al chart por primera vez desde el 2014.

“El lenguaje no es un factor”, dice Luis Fonsi. “Estamos cruzando barreras culturales y unificando el mundo a través de la música”, agrega Daddy Yankee.

Las dos estrellas latinas suben a la cima del Billboard Hot 100 (del 27 de mayo) con Despacito, que cuenta con la participación de Justin Bieber. La canción es el primer hit Nº 1 prácticamente en castellano desde Macarena de Los Del Rio. La misma había pasado 14 semanas en 1996. Ambos llegaron a la cima con asistencia de remixes que agregan letras en inglés. En Macarena fueron los Bayside Boys.

Despacito está también en la cima del Streaming Songs con 54.3 millones de streams en Estados Unidos, según Nielsen Music, y lidera el Digital Song Sales por segunda vez, con 104 mil descargas vendidas. También cuenta 57 millones de audiencia de radio, según el seguimiento semanal. Además, la coronación es histórica para Bieber. Él debutó en la cima del Hot 100 hace una semana con I’m the One de DJ Khaled (ahora en el Nº 3). En virtud de eso se convirtió en el primer artista en sacar dos Nº1 en semanas consecutivas.

Por otra parte, Miley Cyrus apareció por primera vez en el Billboard Hot 100 desde 2014 con Malibu, debutando en el Nº 64. La canción arrancó con 4 millones de streams en Estados Unidos y 29 mil descargas vendidas, según Nielsen Music, a poco menos de un día de seguimiento desde su lanzamiento el 11 de mayo. También llega al Nº 37 del Mainstream Top 40.