Se llama Desire (me tienes loquita). Desde 2011 que no lanzaba un álbum, pero ahora la mexicana se prepara para quedarse. Además, asegura: "Los que no se adaptan a la industria van a tener que vivir de otro arte".

Hasta ayer, su último álbum con canciones inéditas fue Brava!, editado en 2011. Pero hoy el panorama empieza a cambiar: Paulina Rubio lanzó “Desire (Me tienes loquita)” feat. Nacho, que anticipa lo que será su próximo y decimoprimero álbum de estudio. Producida por Mauricio Reginfo y Andrés Torres en sus estudios de Los Ángeles, la canción también cuenta con un videoclip −rodado en Miami, dirigido Ernesto Riadigos y producido por Alejandro Pérez−.

“Estoy feliz de volver con una canción de festejo, de comunión, de desenfadado y sin pretensión. Ahora volví para quedarme. Soy una mujer que tiene que tomarse sus tiempos para hacer reset; cuando uno es “la niña prodigio” o “la hija de…” tiene que demostrar mucho más −dice−. Pero en este tiempo no he estado de vacaciones. Apoyé nuevos talentos y he estado abocada a muchos programas de televisión de éxito mundial, como mi participación como jurado de The X Factor, junto con Demi Lovato, Miguel Bosé, Simon Cowell y muchos más. Pero lo más importante no es la Paulina Rubio cantante, es la Paulina Rubio madre, la Paulina Rubio mujer. Me volví mi propio jefe y selecciono dónde quiero invertir mi tiempo. Mis prioridades han cambiado”.

Además, se refiere a la música latina actual: “Está pasando lo inevitable, nos estamos convirtiendo en uno, y los latinos estamos más fuertes que nunca. Cuando vives en Miami y respiras el ambiente de una ciudad multicultural en donde el castellano es la bandera de los latinos, inevitablemente hay una succión recíproca de los distintos estilos. Yo vuelvo con un álbum en el que el sonido evoluciona: el dance, el pop, el rock tienen guiños latinos. En la música no hay reglas”. Y agrega: “Yo soy un camaleón. La industria y el sonida van a seguir cambiando. Los que no se regeneren van a tener que vivir de otro tipo de arte”.