Red Velvet y los cantantes Cho Yong-Pil y Lee Sun-hee, entre otros, se presentarán en el país de Kim Jong Un a finales de marzo.

Por primera vez en 13 años, Corea del Norte recibirá artistas de K-pop de su país hermano, Corea del Sur. La última presentación fue en 2005 con un show del cantante Yong-Pill. El regreso del género musical surcoreano a Pyongyang se debe a que el mandatario Kim Jong Un quiere bajar la tensión en la relación entre ambos que países.

Según reportó Reuters, 160 artistas surcoreanos cruzarán la frontera a fines de marzo. Entre ellos se encuentran el grupo Red Velvet y los cantantes Cho Yong-Pil y Lee Sun-hee. El artista y productor Soon Sang lidera la comisión surcoreana y dijo al respecto: “Mientras estemos en el escenario creo que será difícil ocultar los sentimientos sobre la necesidad de desnuclearizar la zona. Nuestra tarea será transmitir lo mismo que en Corea del Sur a la audiencia norcoreana, sin que sea raro”.

El 31 de marzo y el 3 de abril se presentarán en el East Pyongyang Grand Theatre y el Ryukyung Chung Ju Yung Gymnasium, respectivamente.