El festival viene pisando fuerte en todas partes del país, y le llega su consagración con el regreso de los Ratones Paranoicos.

Tal como dijo Pappo en Fiesta cervezal: el rock y la cerveza son una buena dupla. Esta premisa queda confirmada en el  Isenbeck Rock N’ Chop −el festival que organiza la cerveza elaborada a base de 100% malta, sin aditivos ni conservantes−, donde la marca busca encontrase con sus consumidores en un ambiente de disfrute.

Su consagración llegará este 16 de septiembre en el Hipódrmo de Palermo, con una de las vueltas más deseadas del rock nacional: la de los Ratones Paranoicos. Vas a tener la oportunidad de ver su regreso tras seis años de ausencia en los escenarios, y todavía estás a tiempo de conseguir una entrada.

Pero rebobinemos un poco para atrás. La primera edición del festival fue una apuesta grande: en septiembre de 2016, Eruca Sativa, IKV, Bersuit Vergarabat, Salta la Blanca, Jacque Reina y La Franela fueron los protagonistas de un sábado soleado a puro rock en el estadio Malvinas Argentinas.

Después llegó el verano 2016, y con él, la fiesta en Pinamar (con entrada libre y gratuita): Divididos interpretó 30 canciones en el Polideportivo Municipal, ante 65.000 personas. Además, Los Tipitos, Kapanga, Non Palidece, Me Quiero Ir al Infierno, Electro Toro y Los Muchachos Errantes se presentaron durante enero en el balneario atlántico.

La cerveza también plantó base en Villa Gesell de la mano de Radio Mega, en el Megaparador Isenbeck Rock N’ Chop. Hubo tardes de música en vivo junto a Coti, Jeites, Airbag, Jóvenes Pordioseros, Jinete Lendrix, Banda de Turistas y Ella Es Tan Cargosa, sorteos en el móvil de la radio, y meet & greet con las bandas.