La banda habló con la prensa por primera vez en una extensa entrevista donde cuentan los detalles de la terrible noche en Bataclan.

Eagles of Death Metal dio su primera entrevista desde los terribles ataques del 13 de noviembre en París, que dejaron al menos 90 muertos. Ayer, la entrevista apareció completa en el sitio vice.com, tres días después de que el medio publicara un tráiler.  

El cantante Jesse Hughes, el guitarrista Eden Galindo, el bajista Matt McJukins, el baterista Julian Dorio y el ingeniero de sonido Shawn London dieron sus puntos de vista sobre los ataques y cómo fue que pudieron escapar. Galindo salió del escenario mientras uno de los terroristas recargaba su arma. Hughes fue a buscar a su novia Tuesday Cross y fue perseguido por un terrorista antes de encontrarla. McJukins se escondió con un grupo de fans durante unos quince minutos en un pequeño cuarto inundado. London casi es alcanzado por una bala, y se escondió debajo de los controles de sonido, por lo que el tirador asumió que lo había matado.

Dorio dijo: “Me levanté de mi asiento, y casi inmediatamente, la pólvora golpeó en mi nariz. Me di vuelta, miré a través de mi batería hacia donde había un amplificador. Ahí fue cuando empezó la segunda ronda de tiros. Vi a dos pibes delante de mí y debe haber sido lo más feo que vi en mi vida: ellos disparando implacablemente al público.”

A pesar de los ataques, Eagles of Death Metal no va a hacer un parate. En cambio, la banda parece estar impulsada por las muestras de solidaridad de parte de sus fans.

“No tenemos opción”, dice Homme. “Tenemos que terminar la gira.” Y Hughes declaró: “Quiero ser la primera banda que toque en Bataclan cuando vuelva a abrir.”