La cantante irlandesa publicó en Facebook una larga nota que se interpretó como carta de suicidio. Finalmente, está a salvo y recibiendo asistencia médica.

La policía irlandesa informó que Sinead O’Connor está “sana y salva” y recibiendo asistencia médica. Las preocupaciones surgieron después de la angustiosa carta que la artista publicó en su página de Facebook ayer, que incluye la frase “tomé una sobredosis” y se leyó como una posible nota de suicidio. Además, agregó que se estaba hospedando en un hotel irlandés bajo otro nombre.

Durante las últimas 24 horas, aparecieron una serie de posteos inquietantes en su Facebook oficial, derivados de una pelea con el músico de folk Donal Lunny, el padre de su hijo más chico –Shane– que según O’Connor necesita tratamiento psicológico y Lunny no le va a permitir verlo. 

Aunque no hay posibilidad de verificar que los posteos realmente hayan sido escritos por O’Connor –tiene un historial importante de publicaciones alarmantes– lo último no debe ser ignorado. La irlandesa también escribió: “Las últimas dos noches me liquidaron. Tuve una sobredosis. No hay otra manera de ser respetada. No estoy en casa, estoy en un hotel en alguna parte de Irlanda bajo otro nombre.”