Antes de la llegada de la banda a la Argentina, el guitarrista Brad Whitford le confesó a Billboard Argentina cómo los chicos malos de Boston viven su despedida.

Steven Tyler decidió hacerse solista y dedicarse al country, porque según él, “ese género siempre lo acechó”. Joe Perry se concentra en cuidar su salud: en julio, durante una presentación de The Hollywood Vampires —el grupo que integra junto a Alice Cooper y Johnny Depp— se vio obligado a abandonar el escenario porque se descompensó. “Ya está mucho mejor. Está estable”, asegura el guitarrista de Aerosmith Brad Whitford, que junto a Derek St. Holmes, guitarrista de Ted Nugent, se encuentra ocupado con su banda Whitford / St. Holmes. En este contexto, los chicos malos de Boston se despiden de cuatro décadas de carrera con el Rock ‘n’ Roll Rumble Tour, una gira que incluirá Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Perú, Bolivia y México.

Será su quinta visita al país: se presentarán el 5 de octubre en Córdoba y el 8 del mismo mes en el Estadio Único de La Plata. “Estamos muy excitados por volver. No me gusta pensar que es la última vez, aunque certeramente es el caso”, señala Whitford, y admite que “recién empezaremos a ensayar la semana que viene, para encarar un show en California. Después de eso, nos prepararemos para ir a Colombia, la primera parada en Latinoamérica”.

Una despedida siempre incita a la nostalgia. Borges ya lo dejó implícito en unos de sus poemas: “No habrá sino recuerdos”. Por eso, Whitford rememora: “Hicimos muy buenos álbumes. Mi disco favorito es Rocks. Por otra parte, en los noventa todo resurgió muy fuerte. Tuvimos mucha buena fortuna. Incluso, nuestro último tour tuvo mucho éxito. Hay fans por todo el mundo, es realmente increíble”. A la hora de hacer un balance, piensa que “contribuimos a favor de la cultura musical y estamos muy orgullosos de eso. Estamos bendecidos con mucho talento. Creo que Joe y yo ofrecimos distintos estilos y nos complementamos cuando ensamblamos nuestras guitarras. Además, Steven es uno de los mejores cantantes y performers de la historia del rock. Siempre será recordado”.

En cuanto a lo que depara el futuro, el guitarrista afirma: “Nunca voy a dejar de tocar. Tengo varios proyectos paralelos. Ahora mismo, tengo la cabeza en otra banda, que seguramente visitará Sudamérica pronto”. Sin embargo, Aerosmith siempre mantendrá un lazo: “Somos una familia. Nos sentimos como hermanos”.

Los conciertos de Argentina los produce Ake Music. Entradas a la venta a partir de $750 en Full Ticket.