Desde el escenario, vio a un hombre que agredía a una chica, y decidió tomar cartas en el asunto.

El 22 de agosto, Pearl Jam estaba tocando en el Wrigley Field de Chicago cuando Eddie Vedder pidió que los músicos paren de tocar. Durante Lukin, el frontman se percató de que un hombre estaba poniendo las manos sobre la cara de una mujer. Entonces, se dirigió al hombre en cuestión y le gritó: “¡Hey, señor! Pare lo que está haciendo. Todos lo están señalando. Váyase de acá, señor”.

Acto seguido, un grupo de seguridad escoltó al hombre hasta la salida. “Señora, ¿está bien?”, le preguntó Vedder a la mujer antes de retomar el concierto. Cabe recordar que en su útlima visita al país, el cantante se presentó en el escenario con un cartel de “Ni una menos”, en pos de mostrar su apoyo contra la violencia de género.