El rapero, trapero y compositor argentino hizo delirar y emocionar a sus seguidores en dos de sus cuatro fechas sold out en el Estadio Vélez.

Completamente conectado con su público, el referente argentino Mauro Ezequiel Lombardo, conocido artísticamente como Duki, cerró sus primeros dos primeras fechas ante más de 90.000 personas volviendo al ruedo el 11 y 12 de noviembre.

Duki ha trabajado mucho durante años para llegar a vivir este momento. Y para ir más allá, no lo hizo sólo, acompañó, compartió y abrió caminos para otros, por eso estas primeras dos noches en el Estadio Vélez se destacaron por una profunda emoción y agradecimiento.

La presencia de los invitados de estas fechas fue fiel reflejo del reconocimiento de Duki como líder del movimiento en el respeto y el deseo de compartir junto a él un momento clave: Bizarrap, Nicki Nicole, Tiago PZK, Lit Killah, Khea, Emilia, Rusher King, FMK, Neo Pistea e incluso invitados internacionales como Rels B que viajaron exclusivamente a ser parte de este ritual histórico.

Pasadas las 21 horas los gritos marcaron el comienzo. Los fuegos artificiales iluminaron la noche dando la bienvenida a Duki y el pie a su primera canción de la noche «Givenchy». Luego se sumaron otros hits como: “Rockstar”, “Te Sentís Sola”, “Sudor y Trabajo”, pasando por “Hello Cotto”, “No vendo Trap”, “Chico estrella”, “Sold Out Dates”. 

Más de 40 canciones, entre las que también hicieron vibrar los éxitos “Hit Boy”, “Tumbando el club”, “Ya me fui”, “Goteo”, “She Don’t Give a Fo”, cerrando nuevamente bien arriba con “Givenchy”. 

Con soltura y honestidad, el artista argentino más influyente del mundo le regaló a la multitud dos shows épicos que quedarán en la memoria de todos.