La banda marplatense debuta con un disco de 10 canciones, entre las que se encuentran sus 3 adelantos: "Coral", "Ojos Verdes" y "Criogenizado".

Dojo nace en Mar del Plata en el año 2017 y es conformada actualmente por Ivan Valdez y Santiago Saracino (Guitarras), Enrico Barboza (Voz y teclas), Facundo Seiler (Bajo) y Melina Ramón (Batería). Resumen sus influencias en The Cure, Smashing Pumpkins y Soda Stereo.

Hoy presentan su primer LP Policroma, editado por Casa del Puente Discos y grabado en HomeTown Studios de la ciudad de Mar del Plata, con producción y mezcla de Germán Desia; y masterización a cargo de Sr. Warrior (Juana Molina, Altocamet) en Puro Mastering (Bs.As).

La reacción a la normatividad, la trascendencia y el amor, son algunos de los contenidos que se encuentran en este álbum debut de diez canciones. En él, los sonidos oscilan entre el pop oceánico y el post-punk denso y lúgubre de los 80’. La temática lírica atraviesa diferentes sentidos como respuesta a aquella conformidad que suele atravesar el escenario musical. En cuanto a letras se refiere, Dojo busca evocar aquellos recuerdos que han quedado perdidos en la memoria inconsciente del ser.

Su primer adelanto, “Coral”, muestra la cara más alegre de la banda que ve el amor desde una mirada positiva, con una melodía popera al estilo The Cure y matices de la última ola de post punk revival. “Ojos verdes” nos transporta a un ambiente melancólico, donde relucen momentos de rabia inmergiendo en la oscuridad que la banda suele generar. El tercer adelanto, “Criogenizado”, manifiesta un Dojo más directo y agresivo, con una lírica que roza la esquizofrenia y una instrumentación claustrofóbica que pone los pelos de punta.