Los exitosos hermanos Lawrence, Guy (25) y Howard (22), desplegaron un set imponente de imágenes y sonidos.