David Bowie se nos fue, pero atrás queda un profundo e influyente catálogo de música…y de videos atrapantes.

El mismo día que cumplió 69, Bowie lanzó Blackstar, su vigésimo quinto álbum de estudio y el mejor desde Heathen, de 2002. Un hombre que rechazó, creó y siguió tendencias a lo largo de su fascinante carrera, Bowie era un verdadero icono que exitosamente reinventó su carrera más veces que cualquier otra figura en la historia de la música.
Desde sus años dorados en los 70 como un iconoclasta de género dudoso a su frío periodo de Berlín, desde sus días como el Rey de los Goblins a su reciente regreso triunfal, aquí hay 10 brillantes y raros clips de David Bowie.

“Boys Keep Swinging” en Saturday Night Live

Bowie no solo trajo una canción sobre el homoeroticismo intrínseco al machismo a la televisión en cadena en 1979, también logró traer una marioneta con una bastante obvia erección total (2:05) a las teles norteamericanas. Esa marioneta, a propósito, era el propio Bowie. O, al menos, eso fue lo que les pareció a los televidentes: una marioneta temblorosa superimpuesta sobre la cabeza de Bowie, haciéndolo parecer mitad títere y mitad hombre y completamente raro. La presencia de Klaus Nomi –un cantante cuya fluidez de género hacia que Bowie se parezca a Pat Boone– es un bonus maravilloso.



“Peace on Earth/Little Drummer Boy”

El clip más extraño de David Bowie es aquel en el que trata de pasar por una persona promedio a Bing Crosby en el especial de navidad de 1977 del programa King of Complacency. Luego de intercambiar elogios sobre las respectivas tradiciones navideñas de cada, las leyendas cantaron dos canciones diferentes en simultáneo. Fue un hit en 1982.


“Jazzin’ For Blue Jean”

Una breve película dirigida por el veterano de los Sex Pistols Julien Temple, centrada en el single Blue Jean de Bowie, este film tiene al artista en dos roles. Por un lado, es un hombre socialmente raro tratando de seducir a una chica, convenciéndola de que conoce a una estrella de rock, y también hace de la estrella de rock, Screaming Lord Byron. La historia, de unos 20 minutos de duración, termina con la cámara retrocediendo para revelar el set de filmación, con Bowie discutiendo con el director sobre el final de la película y sobre si es muy “astutamente astuta”.

“Be My Wife”

Los videos musicales en los que el cantante mira a la cámara ante una cortina blanca y canta no deberían ser tan extraños, pero hay algo respecto de la mirada y los movimientos extraños de Bowie –alternando entre emocionales e indiferentes– que hacen este video de Low un punto álgido en su carrera.

“The Next Day”

El mejor video del LP homónimo que marcó el regreso triunfal incluye a Gary Oldman como un sacerdote en un burdel, a Marion Cotillard como una prostituta con estigmas y a Bowie con su rareza habitual. Las controvertidas imágenes religiosas resultaron en que YouTube retirara el clip por un tiempo. Pero ahora está de vuelta, y mirarlo puede incurrir en la ira de Dios.

“The Stars (Are Out Tonight)”

En este clip, Bowie y Tilda Swinton actúan de una pareja normal de los suburbios que está siendo acechada por un paparazzi. La mejor escena tiene al Bowie de hoy enfrentándose a una versión joven de sí mismo para reclamar que baje el maldito ruido que ustedes los chicos llaman música.



“Blackstar”

Esta mini película para el tema principal de su nuevo álbum es una de las mejores en el canon de videos de Bowie. Uniendo danzas Pina Bauschescas con simbolismo Jodorowksy (la religión y la oscuridad son factores densos) con tonos de ciencia ficción como un guiño a la persona pasada del Starman, el clip de 10 minutos es uno de los mas cohesivamente artísticos videos de la carrera de Bowie.

“Ashes to Ashes”

Dado que esta canción traza la primera década de Bowie, es apropiado que el artista aparezca en un set de disfraces diferentes en este clip. Entre vagar por el desierto con un cuadro de extraños coristas, sentado en una celda acolchada y parado sobre el agua vestido como Pierrot, la famosa persona de la pantomima, nada de esto tiene mucho sentido. ¿Por qué debería tenerlo? Es art rock. Se supone que es así.

“I’m Afraid of Americans”

El pobre David Bowie corre a través de toda la ciudad de Nueva York acechado por el aterrador norteamericano Trent Reznor en este clip influenciado por Taxi Driver lleno de escenas violentas, incluyendo una en la que el frontman de Nine Inch Nails dispara hacia el Duque Blanco. Termina con una procesión a lo Día de los Muertos Vivos dirigida por Reznor, porque…bueno, ¿por qué no?

“Underground”

Para este single del soundtrack de Labyrinth, Bowie viaja a través de personas pasadas incluyendo Ziggy Stardust, el Duque Blanco y Jareth, de la misma película. También interactúa con las marionetas de Labyrinth, pero no como el rey de los Goblins, sino como un Bowie de saco azul, visiblemente asqueado por las creaciones de Jim Henson. Ah, y también se convierte en una caricatura, porque eso es lo que hacia la gente en los primeros años de MTV.