Dicen que una buena banda debe estimular los cinco sentidos. No sólo la música hace al rock. La estética es una herramienta fundamental a la hora de vender discos. Con sólo una portada, un álbum puede quedar inmortalizado en la historia.

The Velvet Underground & Nico – The Velvet Underground & Nico (1967): Es el primer álbum de la banda apadrinada por Andy Warhol, quien creó el emblemático logo con la banana que se ve en la portada. Para elaborar esta pieza fue necesario contar con una máquina especial (la banana podía pelarse en la edición original), lo que demoró la salida a las calles. El respaldo comercial que le daba Andy Warhol al producto logró que la MGM se ocupara de todos los gastos de producción artística. En la contratapa del vinilo se podía ver al actor Eric Emerson, que amenazó con demandar al grupo por el uso no autorizado de su figura, a menos que se le pagara una cantidad considerable de plata. A raíz de este malentendido, cesó la venta del disco y se detuvo la distribución hasta que la foto del actor fuera borrada de las posteriores copias. A las ediciones ya impresas se les colocó un calco negro sobre la parte trasera, pero la imagen original fue restaurada y puesta de nuevo en el relanzamiento del CD en 1996. Con una temática controversial, las letras de The Velvet Underground & Nico hacían mención explícita a las desviaciones sexuales y el abuso de drogas.

Morrison Hotel – The Doors (1970): Se recuerda este álbum como el regreso de The Doors al blues, tras el poco bien recibido The Soft Parade. “El hotel de la tapa era un albergue para vagabundos. Un lugar para huéspedes de paso. Entramos y le pregunté al tipo que de la recepción si podíamos sacar fotos. Él me dijo: “No, no pueden”. Les iba a sacar la foto en frente de la ventana, cuando vi al tipo dejar la recepción y meterse en el ascensor. Les dije “¡Rápido! ¡Métanse ahí!”. Se pusieron en sus marcas y comencé a sacar fotos como loco. Saqué exactamente un rollo de película y después nos largamos”, declaró Henry Diltz, el fotógrafo encargado de la sesión. Luego, los cinco jóvenes se fueron a tomar una copa al Hard Rock Café. Diltz hizo unas instantáneas que terminaron en la contraportada del álbum. A los meses llamó un señor de Londres interesado en darle ese nombre a un restaurante que iba a inaugurar. Así surgió uno de los locales más famosos de hamburguesas: Rock & Roll.

Black Sabbath – Black Sabbath (1970): Fue el primer disco de Black Sabbath, grabado en solo dos días y con un presupuesto de apenas 600 libras. Salió a la venta un viernes 13 de 1970. La leyenda afirma que la joven que se ve en la portada apareció misteriosamente al revelar las imágenes por el fotógrafo Marcus Keef. Según el periodista Pete Sarfas, la mujer en la foto es una modelo llamada Louise y murió en un accidente de tránsito el mismo año en que el disco salió a las calles. La locación no se trata de una casa ni misteriosa ni embrujada: es un molino en Mapledurham, Berkshire (Inglaterra). Para lograr estos característicos colores, Keef colocó el negativo sobre la imagen original. James Hetfield de Metallica confesó que ver la portada de este álbum le generó pesadillas y terror en su momento.

Led Zeppelin – Led Zeppelin (1969): Fue grabado en tan sólo 30 horas en los estudios Olympic de Londres. La portada es una fotografía del accidente del dirigible Hindenburg, que explotó cuando se disponía a aterrizar en Nueva Jersey en 1937 y en el que murieron 35 personas. Esta tragedia puso fin a los dirigibles como opción de transporte. Durante la gira por Holanda, Led Zeppelin debió presentarse como The Nobs, ya que la baronesa Eva Von Zeppelin, sobrina del inventor del dirigible, se negó a que “unos barbudos gritones” usaran su apellido. A pesar de que los Led Zeppelin intentaran convencerla, al ver la tapa del disco, Eva Von entró en cólera.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band – The Beatles (1967): Es una de las portadas más famosas de la historia de la música. Los cuatro Beatles están vestidos como sargentos, detrás de ellos hay un collage de rostros célebres como Marilyn Monroe, Bob Dylan, Cassius Clay, D.H Lawrence, Shirley Temple, entre otros. En un principio, Iban a aparecer también las figuras de Gandhi, Hitler y Jesucristo, pero fueron omitidas para no ofender a hindúes, judíos y cristianos. Según la leyenda, todos los personajes están delante de una tumba abierta, que según el mito, pertenece a Paul McCartney. Sobre la cabeza de Paul se puede ver una mano abierta, símbolo de muerte en algunas religiones orientales. Casualmente, en ese momento los Beatles estaban muy vinculados con la religión hindú. Fue el primer disco de la historia en incluir las letras de las canciones.

Metallica – Metallica (1991): A pesar del evidente cambio estilístico, su éxito fue rotundo e inmediato, siendo el primer lanzamiento de la banda en alcanzar el N° 1 del Billboard 200, y llegando a cosechar 15 discos de platino. El diseño del también llamado Álbum Negro se basa en la Gadsden Flag (bandera diseñada por Christopher Gadsden). El logo con la serpiente de cascabel fue un símbolo usado por los independentistas en Estados Unidos y está inspirado en la leyenda de Don’t Tread on Me (no me pisotees). La canción del mismo nombre se refiere a la guerra de independencia de los Estados Unidos. El primero en adoptar la simbología de la serpiente de cascabel con fines políticos y como representación de las entonces trece colonias, fue Benjamin Franklin.

Physical Graffiti – Led Zeppelin (1975): Se trata del primer álbum doble de Led Zeppelin, también es el primero bajo su sello discográfico Swang Song Records. Para la creación de esta portada trabajaron una gran cantidad de dibujantes y artistas. En las ventanas de las dos fundas de vinilos se ven muchísimas fotos y montajes del grupo, además, el cartón exterior está troquelado, por lo que se le pueden cerrar las ventanas de las listas de canciones. Se dice que el hombre que se ve sentado en la puerta del edificio tiene un gran parecido a John Bonham. 

Sticky Fingers – The Rolling Stones (1971): Es el primer disco de The Rolling Stones grabado sin Brian Jones, y reemplazado por Mick Taylor. Aquí llegaba la presentación del emblemático logo de la lengua diseñada por John Pasche, aunque siempre se dijo que Andy Warhol había sido el creador, pero es otro de los tantos mitos detrás de Sticky Fingers. Warhol no se quedaría de brazos cruzados y se encargó de presentar un diseño de la portada, dos años antes los famosos jeans “con el paquete” serían rechazados para la tapa de Let it Bleed. La peculiaridad de esta tapa es que aparecía una cremallera real, pero el movimiento del cierre ponía en peligro la integridad del disco, por eso Warhol decidió poner la fotografía de unos calzoncillos detrás, que lo protegieran de cualquier daño. En España el diseño original fue censurado y los pantalones fueron reemplazados por unos dedos de mujer dentro de una lata de melaza acompañados de un abrelatas. En la edición rusa, una dama lució los polémicos pantalones.

Unknown Pleasures – Joy Division (1980): En la portada creada por Peter Saville para el disco debut de Joy Division puede verse la reproducción de 100 pulsos del primer púlsar descubierto (un tipo de estrella que emite pulsos de radiación electromagnética de forma periódica). La imagen real está invertida de blanco a negro y con textura. Curiosamente, en la contratapa del álbum no aparece la clásica lista de temas, sino sólo un cuadrado blanco. El productor del disco fue Martin Hannet, quien usó para la grabación sonidos de inodoros, de ascensores y efectos de delay y rebotes, también grabó la voz de Ian Curtis en “insight” desde un teléfono para lograr lo que pretendía. Unknown Pleasures está catalogado como uno de los discos más importantes de la era post punk.

Nevermind/Nirvana (1991): En un principio, el disco se iba a llamar Sheep. Pese a las escasas esperanzas comerciales por parte de la banda y del sello discográfico, Nevermind se convirtió en un sorprendente éxito a finales de 1991 y fue diez veces disco de platino. La idea de la portada, según Kurt Cobain (voz), surgió cuando se encontraba viendo un programa de televisión sobre nacimientos bajo el agua con Dave Grohl (baterista). El bebé de la tapa, Spencer Elden, es hijo de un amigo del fotógrafo Kirk Weddle, encargado de retratar al niño. Las imágenes inéditas de la sesión fotográfica para Nevermind salieron a la luz este año.