Bob Dylan, Tina Turner, The Who, Nina Simone, John Lennon, entre otros.

Bob Dylan

The lonesome death of Hattie Carroll (The Times They Are a-Changin’, 1963) 

Si en los Estados Unidos de mitad del siglo XX eras negra y mujer, tenías una condena doble. Los afroamericanos no podían compartir el transporte público con los blancos, por citar solo un ejemplo liviano de la brutal discriminación racial que existía en ese país. En The lonesome death of Hattie Carroll, un joven Dylan narra detalladamente la historia de una cocinera negra que fue matada a golpes por un tabacalero blanco rico, que entró borracho a un hotel y descargó su rabia contra los empleados, todos afroamericanos. La canción también denuncia la hipocresía de una sociedad pasiva ante el crimen: “Y ustedes, que discuten la desgracia y critican todo temor/ quítense la máscara de la cara / ahora no es momento para sus lágrimas”. 

The Who

I’m a boy (sencillo, 1966)

Pete Towshend hace una jugada magistral en esta canción: cuenta la historia de un chico que tiene tres hermanas y una madre onmipresente y que lucha por defender su condición masculina. El chico se queja porque lo maquillan, le ponen una peluca y no lo dejan ensuciarse y volver a casa lleno de barro después de jugar. “Soy un chico pero mi mamá no lo admite”, canta Pete. Cuando en el álbum BBC Sessions, un locutor le pregunta sobre la génesis de la letra, el guitarrista se desmarca: “Soy un chico significa que soy un chico, nada más”.

Nina Simone

Four Women (Wild Is the Wind, 1966)

En plena tensión racial, Nina Simone elige cuatro mujeres para describir las secuelas de la esclavitud, la violación y el abuso de menores. El relato es desgarrador y explícito. Nina canta como si fuera esas cuatro mujeres afroamericanas. La base jazzera del piano impone una lenta agonía que explota al final. Una de las mejores canciones que documentan los agitados años 60. 

Moris 

Escúchame entre el ruido (30 minutos de vida, 1970) 

El álbum debut de Moris tiene varios temas inolvidables, como Ayer nomás, Pato trabaja en una carnicería y De nada sirve. A esas canciones pioneras del rock nacional se le suma Escúchame entre el ruido, que habla del miedo del hombre por reconocer su lado femenino y denuncia la educación machista a la que es sometido, que le impide “ser como una flor”. “El hombre tiene miedo de su sexo también / y niega la mujer que lleva dentro de el”, es la frase insignia de la letra y de la propia carrera de Moris. 

John Lennon

Woman is the nigger of the world (Sometime in New York City, 1972)

Después de conocer a Yoko Ono, Lennon abrazó la militancia por la paz y por los derechos de las mujeres. Incluso llegó a agregarse el apellido de su segunda esposa: pasó a llamarse John Winston Ono Lennon. En Woman is the nigger of the world hace una síntesis sobre la opresión que vive cotidianamente la mujer y, de paso toca, el tema racial, ya que como bien dice el título, “la mujer es el negro del mundo”. “La insultamos todos los días en la TV”, “si no es nuestra esclava, decimos con no nos ama”, son algunas de las frases más picantes de la canción, que suenan actuales 40 años después. 

Tina Turner

What’s Love Got to Do With It (Private Dancer, 1984)

La elección de este tema es simbólica: la letra en sí no habla de la igualdad de género, pero representa la vuelta al estrellato de Tina Turner luego de dejar atrás una etapa muy dramática en su vida. El mismo título llevó la película de 1993 que muestra detalladamente la violencia física y psicológica que Ike Turner ejerció sobre la cantante en los tiempos de Ike & Tina Tuner.      

Bikini Kill 

Rebel Girl (sencillo, 1993)

El movimiento Riot Grrrl expuso de manera visceral a fines de los 80 y principios de los 90 todos los males que motivaron la marcha “Ni una menos” del 3 de junio: acoso masculino, violencia de género, violación, femicidio, discriminación sexual. Una banda emblemática fue Bikini Kill: su música y su fuerte presencia escénica condensaron todo lo que propuso el colectivo de liberación femenina. 

No Doubt

Just a girl (Tragic Kingdom, 1995)

En el álbum que marcó el despegue de No Doubt, Gwen Stefani enumera los estereotipos que la sociedad le impone a una rubia y bella mujer como ella. La canción llegó al puesto 23 del Billboard Hot 100, todo un logro para una banda alternativa. Con el correr de los años, Stefani se fue convirtiendo en un ícono de la moda. 

Sonic Youth

Little Trouble Girl (Washing Machine, 1995). 

Dos íconos femeninos alternativos en un tema del genial álbum de Sonic Youth, Washing Machine: Kim Gordon y Kim Deal, de los Pixies. Otra canción incluida por lo simbólico que representan las protagonistas, herederas del movimiento Riot Grrl y defensoras del papel de la mujer en el ambiente por momentos machista del rock, más que por el mensaje de la letra.   

Bebe

Malo (Pafuera telarañas, 2004)

En YouTube proliferan los videos elaborados por los usuarios que toman esta canción como himno para denunciar la violencia de género. La letra es explícita y tiene un estribillo potente, dos condiciones fundamentales para convertirla en hit. Además fue incluida como cortina del unitario Mujeres asesinas. Bebe también obtuvo otro éxito en el álbum Pafuera telarañas con la canción Ella, en la que apela a la misma temática.