Después de tres años, el argentino vuelve a la música con el single “Un poquito”, donde lo acompaña Carlos Vives. No es su único regreso: en cine, estrenó de 'Re loca' junto a Natalia Oreiro, y en la TV, es parte de Talento FOX con Lali Espósito y Wisin.

Arder, desaparecer y volver a nacer. Cada vez que la carrera de Diego Torres alcanzó un punto cúlmine, el artista se tomó un largo descanso para, más tarde, volver a golpear. Pero ahora, su nuevo regreso es más ambicioso, porque incluye cine, televisión y música.

Con la insaciable sonrisa de Carlos Vives y el histrionismo de la actriz Natalie Pérez, lanzó el single y video de “Un poquito”. Es el primer adelanto de lo que será su noveno álbum de estudio, que sucederá a Buena vida, editado en 2015. “El sencillo tiene Buenos Aires y un poquito de Caribe”, comenta Vives. Tanto el argentino como el colombiano tenían ganas de colaborar hace un tiempo, pero no encontraban la canción. “Cuando Diego me contactó, no lo dudé, pero debo reconocer que el tema me atrapó enseguida”, continúa el cantante de “La bicicleta” en el set de grabación del clip. “Estuve encerrado en el estudio mucho tiempo, y cuando apareció esta melodía automáticamente pensé en Carlos”, completa Torres.

Signo de estos tiempos, el sencillo se fue armando digitalmente gracias a Internet. Como si fueran dos millennials, los músicos se enviaron varias veces la canción con nuevos arreglos y retoques hasta coincidir en el final deseado. “Apenas se la pasé a Carlos, le metió un coro y un rap, y dije ‘Uh, está bueno’. Enseguida me puse a escribir uno yo”, revela el argentino, que vuelve a llevar el pelo largo como lo hizo en tiempos de La banda del Golden Rocket. “Ese ida y vuelta que se generó fue muy natural”, concluye.

La colaboración terminó de completarse con el rodaje del videoclip en Buenos Aires a cargo del director Rubén Martín (Alejandro Sanz, Bacilos, Malú). Allí, se relata el debate amigable entre los dos intérpretes, quienes compiten por cautivar la atención de la directora –interpretada por Natalie Pérez–, la responsable de entrevistarlos para la audición musical. “Terminé siendo la chica del video”, bromeó después Pérez en un post de Instagram. “Hace mucho tiempo que vengo trabajando en música nueva, escribiendo y componiendo. Ese proceso, a veces, se vuelve muy cansador. Hasta que aparece una canción que te marca el camino, como fue ‘Un poquito’”, explica el músico y actor de 47 años.

Pero su nuevo retorno también coincide con su 25º aniversario como cantante. En 1993 editó su primer álbum, el cual contiene covers de Chala man y Sintonía americana, de Los Abuelos de la Nada. No es coincidencia que un año después haya elegido a Cachorro López como productor de su segundo disco, Tratar de estar mejor, con el que abrió una puerta hacia Latinoamérica que jamás se cerró.

En sus distintas etapas musicales, que se vieron interrumpidas por experiencias en cine y televisión, el coautor de “Color esperanza” acumuló diez premios Gardel, tres Grammy Latino y tres premios MTV Latinoamérica. También llenó 13 veces consecutivas el Luna Park, y es el único artista pop argentino que realizó recitales en los estadios de River Plate y Vélez Sarsfield. Actualmente, mientras presenta “Un poquito” y vive en las pantallas de los cines el estreno de Re loca, junto con Natalia Oreiro, se prepara para volver a la TV como jurado de Talento FOX. En el pasado, Torres participó de La Voz Kids en Colombia y La Voz en España y México. Sin embargo, esta nueva experiencia lo une con “dos mundos completamente diferentes”: Lali Espósito y Wisin. “Armamos un team genial, es como si hubiésemos hecho este programa hace años, tenemos una gran afinidad”, adelanta.

Tu próximo álbum no tiene fecha de lanzamiento, ¿vas a lanzar varios singles primero?

-Sí, es como que se vuelve a la época de antes. Me recuerda los discos de singles de los Beatles, un lado A y otro B, con un tema cada uno. Me gusta esto de ir sacando de a canciones, que la gente las vaya conociendo a modo de capítulos de una serie y después sacar el álbum.

Hoy, tu música empieza a unir diferentes generaciones, es algo que se ve en tus shows.

-Eso es genial, las canciones viajan entre generaciones. En mis shows hay padres con sus hijos, y para mí eso es buenísimo. Es tan lindo verlos juntos. Me acuerdo de un show en el Gran Rex que tenía en las primeras filas una familia completa, yo les canté directamente a ellos. A veces, me toca vivirlo a mí cuando salgo con mi hija, la vida se recicla.

Tuviste un pico muy alto en tu carrera que terminó con un show en el estadio de River. Son pocos los artistas que lo logran, ¿cómo seguir después de eso?

-Yo tengo la intención de seguir cantando y de poder comunicar. Nunca voy a dejar de hacer música. La gente la disfruta y me devuelve cariño. Me encanta tocar en estadios y teatros, pero también en lugares chicos, donde el contacto con el público es más directo.

¿Te vuelve a la cabeza ese recuerdo de River?

-Sí, total. Sobre todo, porque uno, que creció con el regreso de la democracia en la Argentina, recuerda los primeros conciertos de música en ese estadio, como los de Sting, Peter Gabriel, Charly García… Que la vida me dé la oportunidad de hacer un concierto en ese estadio es un sueño cumplido.

Te sumaste como jurado en Talento FOX, ¿cómo lo estás llevando?

-Disfruto con todo el equipo el hacer un programa del que nunca pensé que me iba a involucrar tanto. Llegan participantes llenos de miedos, de temores, y uno tiene la oportunidad de ver cómo irán evolucionando, ya no serán las mismas personas que cuando llegaron. El programa tendrá ese balance de emoción, honestidad, risa y genuinidad. La gente se va a sorprender y la va a pasar bien, se va a sentir identificada. Lo importante de esto es que los participantes no solo se vayan cantando mejor, sino que crezcan como personas, esa es la idea. Después, quién gana y quién pierde no importa.