El cantante volvió a los escenarios con dos fechas agotadas en el Luna Park.

“Má, me parece que lo vi a Diego Torres, acaba de pasar rapidito”, dijo un chico minutos antes de que comience el show en el Luna Park. Hasta los más pequeños colmaron uno de los teatros más tradicionales de la Argentina. Entre risas, selfies, aplausos y una impactante performance de los bailarines, el autor de canciones como “Tratar de estar mejor”, “Color Esperanza”, “Andando” y “Que no me pierda” subió al mismo escenario en el que su madre, Lolita Torres, celebró alguna vez los 50 años como artista y, a su vez, le permitió ganarse un lugar en el ambiente de la música.

“Buenas noches Buenos Aires, qué lindo tenerlos acá. Yo también los extrañaba”, comentó el cantante tras sorprender al público con un popurrí inicial de sus mejores temas. Más tarde, explicó el motivo por el cual estuvo tanto tiempo sin dar shows en el país: “Hay que acompañar a las canciones cuando viajan. Yo quería quedarme acá tomando mate, pero bueno”.

Desde el inicio se notó que el artista estaba como en el living de su casa. Con mucha naturalidad y frescura, se dio el gusto de recibir a aquellos colegas que más lo inspiran en la actualidad. El primero en llegar fue Florent Pagny, un gran amigo francés con quien compuso una canción hace diez años, pero jamás la había presentado entre los porteños. Más tarde, se presentó el puertorriqueño Sie7e, con el famoso tema “Tengo Tu Love”. Luego, la influencer Angie Cadenas, que se hizo conocida en Instagram por sus covers y sorprendió al público cuando Diego hizo pública la amistad que tiene con su tío.

La presencia de Nahuel Pennisi terminó por sensibilizar a todos. Junto a Diego se dieron el lujo de homenajear a Mercedes Sosa y a Luis Alberto Spinetta. Mientras sonaba “Zamba para olvidarte”, todos aplaudieron de pie. Sin dudas, un show lleno de sorpresas en el que la actriz y cantante de su último videoclip, Natalie Pérez, el rapero Emanero y Gerónimo Rauch también tuvieron la oportunidad de participar. ¿La frutilla del postre? El momento en el que su hija Nina Torres se animó a subir al escenario y correr de una punta a la otra para recibir los regalos que habían armado sus fans con tanto esfuerzo.

Con 10 discos editados, incluyendo un MTV Unplugged en 2004 y grandes éxitos en 2008, Diego Torres demostró una vez más que es uno de los artistas más importantes de la Argentina.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Estas fotos unen todo lo que amo: mi familia, la musica, ustedes, mi equipo y mis talentosos amigos! Poco a poco ire subiendo más y más fotos, las nuestras y las de ustedes. Han sido maravillosos estos dos días, sigo sin palabras y casi sin voz, porque la deje en cada corazón de ustedes. Gracias por sus coreadas, por sus palabras y sus gritos,los escuchaba. Gracias por estar ahí y ser parte de todo esto. Voy a descansar un poco. Pero me comprometo a ir subiendo todo lo que tengo y me encuentro por ahí! #BuenosAires tenemos una nueva cita el 18 de Mayo del 2019 en @lunaparkstadium ! Esto es solo #unpoquito de todo lo que se viene. Gracias infinitas y profundas desde mi alma. Si están en estas fotos, díganmelo! #diegotorres #diegotorrestour2018 #musica @monogomez1

Una publicación compartida por Diego Torres (@diegotorresmusica) el 3 de Nov de 2018 a las 7:26 PDT