El trío formado por Paolo y Bruno Ragone y Franco Favini desembarca en el Movistar Arena para ofrecer su primer show en vivo vía streaming para todo el país e Iberoamérica. La cita será el 5 de septiembre.

Destino viene de un 2019 donde se consagró en el Festival de Viña del Mar en Chile, obtuvo su primer Premio Gardel como “Mejor nuevo artista” y desembarcó en Bolivia, Chile y Uruguay. Una carrera en ascenso que los posiciona como uno de los grupos de folklore representativos de la música popular argentina.

En una cuarentena que los encontró separados, pero tan productivos como siempre, a la distancia reversionaron el clásico “Sólo le pido a Dios” de León Gieco con León, Nahuel Pennisi, Patricia Sosa, Tekis , El Chaqueño y muchos otros invitados.

Más tarde, el 9 de julio, lanzaron un nuevo single y videoclip, “Celeste y Blanca”, una canción inédita de Facundo Monti que invita a viajar por los paisajes más emblemáticos y maravillosos del suelo argentino.

Destino San Javier – Celeste y Blanca (Official Video)

¿La canción que grabaron para el Festival OnlineArgentina En La casa, “Por Qué Será” es del 2016, y desde entonces hasta hoy pararon, pasó de todo. ¿son conscientes de eso?.

Franco: “Creo que parar un poco la pelota nos dio la escala de la cantidad de cosas que venimos haciendo hace 4 años, pero también, por otro lado, nos da un poco de temor el hecho de no llevar tanto tiempo en el escenario y no saber que pasará cuando todo esto vuelva a abrirse, mas allá de que el cariño de la gente lo seguimos manteniendo a través de las redes sociales y seguimos alimentando día a día con canciones y videos ese amor que se fue cosechando, pero da un poco de miedo porque las cosas han pasado muy rápido pero tenemos muchísima fe porque estamos todos en este mismo barco. Capaz lo que sentimos nosotros nos pasa porque lo vivimos en carne propia pero creo que todos los artistas deben pensar lo mismo, creo que eso va a servir para que cuando se pueda abrir de nuevo el escenario y se vuelva a prender la luz cada uno salga con lo mejor que tiene y con todo lo que aprendió en esta etapa.”

¿Recuerdan que es lo primero que les paso cuando se enfrentaron al público por primera vez con esta formación?

Paolo: “La primera vez que nos subimos arriba del escenario con esta formación fue en Tucumán en el Festival de Monteros y más allá de la respuesta maravillosa del público, que cuando bajamos estuvimos más tiempo sacándonos fotos que lo que estuvimos en el escenario, recordamos que lo que nos pasó en ese escenario y en ese festival fue algo muy cotidiano, fue recrear lo que venía pasando con nosotros internamente en el living de nuestra casa, entonces en un momento sentíamos que estábamos allí haciendo lo que más amábamos hacer, fue como un recuerdo al corazón, un recuerdo lindo como esos de la infancia pero viviéndolo de una manera nueva. Sin dudas fue maravilloso y nos aferramos los tres a eso para seguir adelante, creciendo y creyendo en lo que podíamos dar y sentir con estas canciones tan importantes que nuestros viejos nos habían dejado como legado pero por sobre todas las cosas queríamos hacer un camino nuevo, Destino San Javier, y hoy en día son cuatro años en los que nos pasó un huracán, recién con esta pandemia nosotros podemos empezar a capitalizar y ver qué importante fue todo lo que vivimos.”

De Ushuaia a La Quiaca la celeste y blanca siempre…

Bruno: “Esto ha sido en este momento necesario, renovador para un montón de gente en este momento en que uno se pone a ver fotos y dice ‘’ay que lindo cuando estuve ahí’’, sentir ese momento y ese instante de permanencia justamente ahora que no podemos ir ni a la esquina y poder unir a toda la Argentina en un videoclip para nosotros es maravilloso, una bendición. Teníamos planeada esta canción para que sea la primera, pero salió un poco antes porque planteamos que el disco saldrá a fin de año o el año que viene, entonces para no sacarla tan cerca del disco lo hicimos ahora y unir a la Argentina en este momento es una bendición, cumplimos el rol de abrir nuestros corazones cantando y, además, hacemos como un beneficio para la población, mostrándola a la gente estos lugares que ahora nos resultan tan lejanos.”

La sensación de cuando ves el video es como cuando estas viajando a una velocidad muy rápida y sacas la cabeza, una bocanada de aire y encima con música ¿no les pasa esto de creer que el video es como un pulmón?

Franco: “Claro, lo que pasa es que la canción la escribió alguien que estaba fuera del país, Facundo Monti, hijo del querido Yaco Monti, hoy toma un sentido muy distinto porque habla del volver a estar juntos. El planteaba esto de volver del interior y ahora esto se puede pensar en lo que es salir de nuestras casas, la frontera es la puerta de tu casa, parece hasta premonitorio porque la canción estaba seleccionada del año pasado y ayuda a reflotar el sentimiento de nacionalismo que creo que también es una gran herramienta para esta época que abre la ventana para que entre el aire. El nacionalismo nos ayuda porque es un sentimiento que aflora en los peores momentos, donde los argentinos estamos más comprometidos es donde este sentimiento sale y, además, cuando volvemos de recorrer otros países, por más que sean cercanos como Chile, Bolivia, Uruguay, a uno le empieza a mover un montón de cosas en el corazón por eso es tan importante hablar de la celeste y blanca, es un grito de esperanza en este momento.”

Van a hacer un show por streaming, hace unos días Coti contó que cuando él los hace, al no haber público, da lugar a la imaginación ¿creen que esa imaginación es importante para el artista?

Paolo: “Yo creo que la imaginación hoy en día nos permite conectarnos un poco más, nos tenemos que aferrar mucho a ella, pero lo que nos toca, dentro de lo que es el escenario, es adaptarnos e investigar este universo nuevo en el que nos encontramos que será la imaginación porque no podemos conectar con el público que veíamos sentado unos meses atrás, es como si nos hubieran desconectado prácticamente de todo. Entonces la imaginación es el cable conector a esa gente que está del otro lado, en otra realidad, en su cocina, living, con una computadora, con un celular, intentando poder conectarse emocionalmente y eso es donde tenemos que unir a todo esto que nos está pasando a la imaginación. Será una tarea nueva, adaptarnos y sobrellevar este momento para poder disfrutar más cuando todo vuelva a la normalidad.”

¿Se puede contar algo de cómo van a armar el show?

Franco: “Todavía no podemos contar algunos detalles, pero si nos tenemos que preparar psicológicamente para no recibir el aplauso y entender que del otro lado el público la está pasando bien, lo está disfrutando, que ese es el ida y vuelta que tanto necesita el artista en el escenario. La imaginación y preparación va a tener que ver con un espectáculo diferente, con las canciones puestas de otra manera, con el público ‘’en el escenario’’ a través de una cámara web, lograr que haya un ida y vuelta distinto, estamos trabajando precisamente en eso, en utilizar todas esas cosas para devolverle el cariño a la gente de haber estado ahí tanto tiempo y, también para ayudar a contribuir a todas las familias del equipo que trabaja con nosotros, porque la gente nos ve la cara a Bruno, Paolo, a los músicos y a mí porque somos los que estamos arriba del escenario, pero hay un equipo detrás nuestro y detrás de cada uno de los artistas que están haciendo sacrificios enormes tratando de subsistir en esta época donde todo se está haciendo más complicado.”