Pasó por Indio, California, el primer fin de semana del festival que reúne a Paul McCartney, los Rolling Stones, Bob Dylan, Roger Waters, The Who y Neil Young. Acá, las joyas de cada uno de los tres días.

NOCHE 1 – 7 DE OCTUBRE

Las sorpresas de Los Rolling Stones

Sus Majestades Satánicas tenían guardados un par de ases bajo la manga. Estrenaron Ride ‘Em On Down (originalmente de Bukka White), una canción que forma parte de Blue & Lonesome, el álbum de covers de blues que se va a estrenar el 2 de diciembre; También tocaron Mixed Emotions, una gema que no interpretaban en vivo desde 1990; y versionaron Come Together, que representó la primera vez que tocaban una de los Beatles en vivo. McCartney miró la presentación desde el costado y cantó para sí mismo el tema que Jagger anunció como “una canción de un grupo Beat que nadie conoce”. Fiel a su humor, el cantante también avisó que “no iba a hacer bromas esa noche”, y acto seguido dijo: “Bienvenidos al asilo para ancianos de Palm Strings para músicos refinados”.

Cabe aclarar que McCartney, en su turno, agradeció a los Stones y devolvió la gentileza. Tocó I Wanna Be Your Man, la canción que Los Beatles compusieron para Los Rolling Stones, a pesar de que ambos grupos la grabaron.

NOCHE 2 – 8 DE OCTUBRE

El invitado de McCartney

A pesar de que el Desert Trip no procede bajo las mismas reglas que la mayoría de los festivales –hay solo dos presentaciones por día; la primera no empieza hasta el atardecer y hay más personas sentadas que paradas–, hay una regla que no podía romper: una colaboración sorpresa. Entonces, el Beatle invitó al escenario a Neil Young (“un gran amigo”, como lo definió al introducirlo) para interpretar a dúo tres canciones. Primero, hicieron un mash up de A Day in the Life / Give Peace a Chance. Después, McCartney dijo: “Vamos, Neil, tenes que tocar el solo de esta”. Y así sonaron los primeros acordes de Why Don’t We Do It In the Road. Además de la excitación de escuchar una canción que usualmente no está en el set de McCartney, la exaltación se potenció por la guitarra desquiciada de Young.

NOCHE 3 – 9 DE OCTUBRE

Los mensajes políticos Roger Waters

Cuando Roger Waters estaba interpretando Pigs (Three Different Ones), del clásico Animals, el cantante y bajista de Pink Floyd desencadenó una serie de imágenes en la pantalla en contra del candidato a presidente republicano Donald Trump (una dosis de política a los asistentes de esa noche que se estaban perdiendo el debate): Trump como una oveja; Trump sosteniendo un consolador como un rifle; Trump con los senos caídos; Trump haciendo el saludo nazi; Trump con un micro pene; Trump con la palabra “farsa” escrita en su cara. Además, se podían leer algunas de las frases más polémicas del candidato, como la que trata a la mujer como objeto o la que admite que se hizo rico a expensas de los otros.

Tampoco podía falta el icónico cerdo inflable. Esta vez, era rojo y negro, sus ojos estaban marcados con cruces, y tenían slogans anti-Trump: “Al diablo con Trump y su muro”; “Arrogante, mentiroso, racista, sexista”.

Podés leer también: ¿Qué esperar del Desert Trip (además de música)?