Fue su ex guardaespaldas, quien también afirma que la cantante le debe más de 200 mil dólares.

El ex jefe de seguridad de Mariah Carey amenazó a la cantante con presentar acciones legales en su contra por una deuda de 200 mil dólares. Además, de acuerdo con un reporte de TMZ, el guardaespaldas Michael Anello también la denunció por acoso sexual.

Anello contó que en un viaje a Cabo San Lucas, Carey le pidió que fuera a su cuarto de hotel para ayudarla con el equipaje y que cuando entró, ella se le apareció con una bata transparente abierta. Luego de que la cantante insistiera en que se quedara, el seguridad pudo retirarse sin tener contacto físico.

Según las quejas contenidas en un borrador de la demanda de Anello, en el pasado Mariah Carey se refirió a su ex jefe de seguridad como nazi, skinhead, miembro del Ku Klux Klan y supremacista blanco. El litigio legal todavía no comenzó porque el abogado de la víctima entienda que la situación puede resolverse de manera privada.