Desde octubre del año pasado, el dúo recorre los principales escenarios de Buenos Aires con VS, su primer LP de siete tracks. Songwriters, productores y DJ´s, Furio y Garoto muestran su enorme potencial en clave de pop experimental y rinden homenaje a la música latina con un reggaetón light, bailable y súper producido.

De chiquitos tocaban covers de Sex Pistols, Nirvana o Viejas Locas y se escapaban del colegio para ir a ver a Pixies y Sonic Youth. En 2012 debutaron con Italpark, donde jugaban con sonidos vintage y cancionero bilingüe. Hoy conservan el espíritu punk del dejarlo todo, pero abandonaron el formato de banda. Furio y Garoto se ocupan de intervenir música electrónica global pero sin fronteras de género ni estilo. Buscan bases, hacen beats, agregan instrumentos, mixean y le van metiendo mano hasta lograr ediciones curadas que tengan un toque personal. Partir de lo ajeno para defender lo propio. Ese es el quid.

El click lo hicieron al escuchar “Pirata 2”, de NAAFI records. Fue una base de Nicki Minaj con un acapella de reggaetón old school encima, lo que les echó luz. Se obsesionaron y buscaron temas que de cero sonaran a remix. Ahí descubrieron que podían pasar de un sonido industrial y agresivo como el de Amnesia Scanner a un tema tranqui de Ariana Grande y estaba todo bien. El resultado de esa búsqueda es VS y tiene de todo: hip hop, dancehall, R&B…un poco de cada. El resultado es una mezcla latino experimental que se para, al igual que Rosalía, Bad Gyal o C. Tangana, en un limbo entre el trap y el reggaetón. ¿El hitazo? “No me digas”, con video dirigido por Paz Elduayen.

Encuentros, desencuentros, relaciones, amistad, la noche porteña, vos, yo, los otros. La boyband tiene la manía de mandarse mensajes en medio de una fiesta y de ahí salen los disparadores para componer. Y así, en pleno verano, coparon un departamento vacío sin Wi-Fi ni aire acondicionado, y empezaron a grabar. Los mismos colchones que hacían de cama, se convertían en cajas para grabar las voces. No están muy seguros de quién escribió qué, porque pingponean hasta darle en el blanco. “Nos esforzamos, la padecemos y no nos bancamos en todas las ideas, pero no nos vemos haciendo esto con nadie más. Somos medio secta”. Cortan y pegan, mueven hasta que encaja.

Las fichas puestas en el dúo son varias (y no menores). Para el disco contaron con la mezcla de Neuen -productores musicales de Duki, Ysy A y otros-. Los temas fueron escritos y producidos por Furio y Garoto, excepto “Rookie” producida por YnyfyntScroll y “Mañana” por Blastah. En “Alibi”, también hubo lugar para la colaboración de la mano de Catnapp, artista argentina radicada en Berlín. Pero, la frutilla del postre, fue la edición y lanzamiento a cargo del aclamado sello mexicano NAAFI, el colectivo que se está llevando puesta la electrónica mexicana.

La clave, dicen, está en confiar en las ideas y en que, en algún momento, las fichas del rompecabezas arman un todo. Luego, le meten control de calidad hasta encontrar la mejor versión de sí mismos. Ilusionados, ya recorrieron unos cuantos escenarios. Formaron parte de la Ceremonia GNP 2019 en México, donde compartieron line up con Rosalía, Aphex Twin, Bad Gyal y más.

Cada año simplifican el formato, pero no el contenido. Se divierten, se celebran a sí mismos y se desafían a hacer algo netamente pop sin perder personalidad. “Queremos lograr algo accesible pero desde nuestras influencias y propuestas de vanguardia; una identidad nuestra en la que no importa quién se luzca…las canciones siempre están por delante”. Denotan un espíritu generacional de manija y generosidad. “Cuando crece uno, crecemos todos”, dicen. Y, aunque no responden a una sola raíz, son la música latina mirando al futuro.

Además, recientemente estrenaron el videoclip de “Mañana”. Miralo a continuación: